PERDER LA CABEZA

Ese día había conocido por fin eso que todos llamaban orgasmo y que ella, a partir de entonces, llamaría “ser tan yo como ni yo misma he sido nunca”

Ella seguiría queriendo siempre a su esposo, ese hombre que nunca se había preocupado por darle eso que le había regalado ese joven vecino, ante el que ni ella misma sabía cómo sucumbió.

En su casa, pensando en ese joven, casi veinte años menor que ella, se echó las manos a la cabeza… Y si lo hizo no fue para alejar ningún dolor, sino para no perderla.

LO QUE ME PASÓ AYER

Libro+MagicoAyer pasé la tarde en la playa de Calahonda. Mis hijas jugaban y yo las observaba sentado en la arena mientras jugaba con mi teléfono móvil. Hacía calor, y me subí a por una botella de agua al supermercado Covirán. Para cortar camino pasé por el césped (sé que está mal hacerlo) y algo llamó mi atención. Entre unas piedras situadas alrededor del árbol vi un libro extraño, y me acerqué a cogerlo. Miré a un lado y a otro, y, aunque había mucha gente, nadie prestaba atención, ni parecía buscarlo. Lo cogí y un escalofrío recorrió todo mi cuerpo. El libro estaba congelado, como si fuera de hielo, y al abrirlo pude ver una fotografía de un niño jugando en una playa… Ese niño me era familiar. ¡Y tanto! ¡Era yo! Empecé a leer y descubrí capítulos de mi vida. Salían mis padres, mi abuelo, mis tíos, mis primos, mis hermanos, mis amigos del colegio, incluso mis profesores… Pasé varias páginas y me vi en el instituto. Vi a esa chica que tanto me gustaba. Vi el tiempo que estuve amándola en secreto, y vi ese primer y deseado beso en aquel viaje de estudios. Pasé más páginas hasta llegar al día de hoy, ese día en el que me veía leyendo este libro que tengo entre mis manos… ¡Dios! ¡Qué susto! Tal fue que el libro se me cayó de las manos. Durante varios minutos me quedé petrificado, observando ese libro que me llamaba, tirado sobre el verde césped. Lo cogí, lo guardé en mi chaqueta y me lo llevé a casa. Toda la noche he estado sin dormir, sin atreverme a seguir leyéndolo porque tiene muchas más páginas escritas. ¿QUÉ HAGO? ¿SIGO LEYENDO? AYÚDAME, POR FAVOR. ¿QUÉ HARÍAS TÚ SI SUPIERAS QUE EN ESE LIBRO ESTÁ ESCRITA TODA TU VIDA… ? ¿SEGUIRÍAS DEJANDO QUE SE FUERA ESCRIBIENDO DÍA A DÍA, O IRÍAS HASTA LA ÚLTIMA PÁGINA PARA LEER EL FINAL DE TODO?
Tengo miedo. Ayúdame, por favor. No es una broma.

HACE VERANO

image

Es, en verano, cuando todo es posible…
El verano hace que esa novela que lees se haga real
¡Es la magia del verano!
En él todo es posible, o, al menos, en él todo es creíblemente imaginable… Incluso posible. Aunque ese todo esté más lejos de lo que debiera.

El verano es para soñar. ¡Soñemos pues!

image

– ¿Echas de menos el mar? – le preguntó ella, y, por un momento, no supo responder.
¿Cómo decirle que, casi todos los días, a cientos de kilómetros del mar, podía ver su playa a través de los ojos de esa mujer, su maréa rizada en su piel, sus gaviotas blancas revoloteando entre sus labios, y su brisa salada escapar de su perfume…?
– No – quería responderle – no echo de menos el mar. Lo que echo de menos es bañarme en él… Pero sé que tú no vas a dejarme nunca hacerlo

image

Ahora que estaba en la playa echaba de menos el interior. Era alli donde se veían los amaneceres más bonitos, y todos – todos – sucedían cuando esa mujer aparecía…
Y daba igual que fuera por la maňana, por la tarde, o por la noche.
Amanecía cuando ella aparecía

Hagamos el humor: Susana Díaz

Empieza la rueda de prensa de Susana Díaz:
– ¿Nos dirás alguna mentira?
– No
– ¿Algo que decir de las primarías?
– No
– ¿no nos dirás nada de la dimisión de Magdalena?
– No
– ¿y del caso filesa?
– No
– ¿y de que Felipe sea consejero delegado de Iberdrola?
– No
– ¿estás contra Podemos?
– No ¡Última pregunta, por favor!
– ¿ERES de Andalucía?
– Sí

Desvaríos

wpid-2013-06-15-10.25.15.jpgDesde que ella apareció en su vida la pasión dejó de ser un simple  género literario para pasar a ser un ingeniero literario. A través de ella comprendió que sin pasión no se puede pensar en amar, ni en vivir, ni medir, ni hacer los planos de lo que luego será la obra literaria. La pasión es la que mueve los hilos de la escritura, y ella es quien los desteje a su antojo…

“Desde ella” la pasión ya no es simplemente un género literario, sino un ingeniero literario.

Ver “John Fogerty & The Black Keys – “The Weight” Dres…” en YouTube

John Fogerty & The Black Keys – “The Weight” Dres…: http://youtu.be/6CnAj8fQsDA

¿Qué aňoras?

image

– ¿Echas de menos el mar? – le preguntó ella, y, por un momento, no supo responder.
¿Cómo decirle que, casi todos los días, a cientos de kilómetros del mar, podía ver su playa a través de los ojos de esa mujer, su maréa rizada en su piel, sus gaviotas blancas revoloteando entre sus labios, y su brisa salada escapar de su perfume…?
– No – quería responderle – no echo de menos el mar. Lo que echo de menos es bañarme en él… Pero sé que tú no vas a dejarme nunca.

Milagros

image

image

Hay mujeres que se sientan en cualquier silla, mueven una de sus rodillas y son capaces, de detener el mundo en ese justomomento en el que tu mirada se detiene allí. Es entonces cuando vuelves a aquella época del colegio, a aquellas clases de religión, y presencias esa especie de milagro del que tanto hablaban… Solo con sentarse, y mover una de sus rodillas, esas mujeres son capaces de hacerlo… De hacer el milagro… De hacer que vuelvas a creer en todo aquello que sabes que no existe… ¿No es eso un milagro?