SU LECTORA DE VERANO

image
La diferencia entre el verbo ser y el verbo estar se explica con claridad con el paso del tiempo. No me refiero a que tenga que pasar mucho tiempo para comprenderlo… Me explico:
cuando yo era niňo lo que quería era estar… Estar junto a un libro, y, sobre todo, estar en la playa con alguien como tú.
Ahora que ya no soy un niňo lo que quiero es ser… Ser tu libro, ser tu café y, por supuesto, ser la playa donde tú te baňaras.

Querida Nati, dos puntos

imageQuerida Nati:

No temas a nuestro verano eterno sólo porque creas que no sabes nadar. Eso no es motivo para temer al agua en el que queremos baňarnos juntos. Sabes que el verano es cosa nuestra, que nos pertenece a ti y a mí, y ya a nadie más… De todos modos, mientras yo siga soňando que nos baňamos juntos nada malo podrá pasarte… Y si te hundes yo te haré flotar. Mis anhelos y mis deseos te mantendrán siempre a flote en ese mar que ya compartimos y que no quiero dejar de compartir.
Por eso, no dejes de soñar… ¡Flota! ¡Sueña! ¡Vive!
Pdta: recuerda que el invierno está a la vuelta de la esquina.
Firmado: Antonio.

¿SABÍAS QUE…? Fritz Lang inventó la cuenta atrás

image

En su película de 1929 La mujer en la Luna filmó el lanzamiento de un cohete al espacio. Ahí aparecen los inmensos hangares, los tractores que remolcan la nave hasta la rampa… Tal cual lo hemos visto en los despegues reales de la NASA.
Lang también usó la cuenta atrás para dar la salida, y lo explicó así: “Si empezamos a contar a partir de uno, no sabremos cuándo terminar. Pero si vamos desde diez hacia atrás, todos sabrán que la cuenta acabará en cero. Eso le da un interesante dramatismo a la situación.”

 

La NASA copió la idea y la Academia inicialmente aconsejó usar el término –ya existente en español– retrocuenta (“acción de contar de número mayor a menor”), pero el cine y la tele pudieron más.

Frases con las que se está medianamente de acuerdo

image
A veces es bueno, pero casi siempre ese es precisamente el motivo de que no se recuerde como tal… Una comida, unas vacaciones, un beso, un libro, un disco, una relación, un viaje, un sueňo… ¿He dicho casi siempre? Mejor, algunas veces.

EL VERANO DE LA INFANCIA

Es lo maravilloso del verano de la infancia… No se necesita más que salir a la calle para pasarlo bien.

image

image

!

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Aprendamos de ellos, de los niňos… Que ya mismo llega el invierno de la madurez.