el día que me diste tu espalda

image
La primera vez que

nos quedamos a solas,
tímida  como eras
me diste la espalda.
Tu melena trigueña
se hundió en tu hombro
y yo me quise acostar
en tu espalda
y taparme con tu pelo.
Tú, tan solo me diste la espalda,
y no te diste cuenta,
pero yo la cogí…
Y me la quedé.
¡Y ya es mía!

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .