HACE VERANO: SU NOMBRE

image
Cuando piensas en alguien siempre asocias su nombre con ese gesto tan característico. A mí me pasaba igual, con todo el mundo… Bueno no, con todo el mundo no.
Cuando pensaba en mis amigos, en ese grupo de amigos con los que tanto tiempo pasaba casi siempre solía asociar nombre y característica, como todos. Cuando, por ejemplo, pensaba en Emilia aparecía una muchacha rubia siempre con un cigarro en la boca. Si pensaba en Mati aparecía siempre una mano, la de su novio. Si pensaba en Alfredo aparecían esas gafas tan graciosas. Si pensaba en Jaime aparecía esa graciosa perilla que siempre se atusaba. Si pensaba en Esther aparecían sus mechones morenos sobre sus hombros… Ella era la única que no tenía ningún nombre asociado, la única que cuando pensaba en ella no tenía nombre… Bueno sí, que tenía uno. Uno muy extraño, pero era con el que yo la asociaba… Cuando pensaba en ella su nombre era “Ese beso que mejor no imaginar ni dar nunca”

Un comentario

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .