¿Bailas?

image

Si te atrevieras a bailar no habría persona, cosa o animal capaz de hacer que la música se detuviera.

Lugares de Europa: Annecy

image

Francia

COSAS DE LA LUNA

la luna en tu boca
Cuando se hace de día la luna, cansada de pasar toda la noche colgada en soledad, se esconde a dormir dentro de ti…En tu boca.

HAY SUEÑOS EN LOS QUE NO SE HABLA CON NADIE… ¡ni falta que hace!

IMG_47541404032183

CUENTO: EL MIEDO DE ARIADNA

Érase una vez una niña que tenía una mamá. Hasta ahí todo normal ¿verdad? Pero ésta, nuestra amiga, no era una niña normal, como tampoco lo era su mamá. A sus cinco años recién cumplidos nuestra amiga no tenía miedo a nada. Si acaso, a las arañas grandes… Y solo si eran exageradamente grandes.
En cambio su mamá, que ya era bastante mayor para tener miedo, sí que tenía… ¡Y mucho! En realidad, parecía tener miedo de todo, y eso extrañaba mucho a Ariadna, que era como se llamaba nuestra amiga. Lo que no sabía la inocente niña era que todos los miedos que tenía su mamá no estaban relacionados con arañas, con terremotos, ni siquiera con fantasmas o brujas… Todos los miedos que tenía su mamá eran causados precisamente por ella, su hija, y sería ella, o quizás el paso del tiempo, quien tendría que ir apartándolos.
¿Cómo? – se preguntó la pobre niña al descubrirlo. Su mamá no quería contestarle porque tampoco quería mentirle. Sus miedos solo irían desapareciendo conforme esa niñita fuera creciendo y haciéndose mayor – ¡solo así! – y ella aún era muy joven para poder entenderlo.
Ni siquiera su propia mamá, que ya había pasado por eso mismo por lo que ella estaba pasando, sabía muy bien cuándo desaparecerían esos sus miedos… Aunque parecía intuirlo. A ella misma le pasaba aún igual con su mamá, esa a la que la niña llamaba abuelita. Esa anciana mujer, a pesar del paso del tiempo, seguía enfocando todos sus miedos en su mamá, en esa hija que nunca terminaba de hacerse lo suficientemente mayor como para valerse por sí misma… A pesar de tener ya su propia familia y más de un hijo. La abuela, cuarenta años después del nacimiento de mamá, aún seguía temiendo por su hija como cuando era una niña, como lo era ahora su hija Ariadna.
Pero un día, de repente, pasó… Llegó el día en que la abuelita dejó atrás sus miedos… ¡Todos! Y eso pasó cuando se fue del todo.
Desde ese día la mamá de Ariadna estuvo triste… ¿O acaso se sentía desprotegida por primera vez en su vida y empezaba a comprender realmente todos los miedos de la abuela?
Por suerte para Ariadna, su mamá seguiría sintiendo miedo mucho, pero que mucho tiempo…
Y ahora que la abuela no estaba para temer por ella, sentiría mucho más.

El chiste de Noé

chiste josamotril—¿Ya tienes el arca preparada como te dije, Noé?
—Sí, oh Dios, mi seňor
– A ver, recapitulemos…
– Espera que coja la lista… Dos bolas de pimienta, dos ramas de canela, dos de pimentón rojo…
—TE DIJE ESPECIES, GILIPOLLAS!

Cosas del rebalaje… por la noche

MUJER DESNUDA AGUAEsta noche, otra vez en mis sueños, me he disfrazado de viento, he salido de mi alcoba y he viajado por entre las esquinas de las calles desiertas de tu ciudad hasta llegar a ti en sueños. Como viento nocturno que era, soplaba y corría mientras tú dormías vestida tan solo de ti. Yo viajé enérgicamente con la única intención de hacerte mía.
Al llegar a tu ventana el calor de tu alcoba me ha metamorfoseado en brisa marina, caliente y salada, y al llegar hasta tu cuerpo tumbado, desnudo y sereno, he dejado de ser brisa para mutarme en aire dulce y he dejado que me respires inmersa en ese sueño del que quería ser partícipe… Dentro de ti, a través de los laberintos de tu esencia, me he hecho torrente de agua y por todo tu  tú he avanzado, cayendo en cascadas, formando estuarios y arrasándote por dentro… Pero solo por dentro. Nunca por fuera… Eso es lo malo de tus sueños, que no me reconoces en ellos cuando te despiertas.

EL PENTAMERÓN, LA OTRA VERSIÓN DE LA BELLA DURMIENTE

Está claro qeu casi todo el mundo prefiere los finales felices. Por eso, la versión de Charles Perrault (1628-1703) de Belle au bois dormant [La bella durmiente del bosque] ha sido la que ha pasado a la posteridad, en detrimento de otro interesante libro anterior sobre el mismo tema, escrito por Giambattista Basile (1575-1632), Il Pentamerone [El pentamerón].

En la versión del autor italiano, el príncipe encuentra a la heroína dormida y, sin dudar ni un momento, la viola brutalmente y desaparece. Meses después, ella, en medio de su sueño, da a luz a dos gemelos, que serán quienes la despierten. Siguen luego diversas aventuras, pero del malvado príncipe no se vuelve a saber nada.

Parece que el cuento cambia ¿no?

TIPOS DE PLATONISMO

Está el amor cómplice, ese que no necesita nada más que unas miradas
IMG_5457819660376

está el amor que se esconde, ese que solo tú eres capaz de ver, y que disfrazas de otra cosa
IMG_530907897420
está el amor que dibujas con los pinceles del silencio
IMG_7011091783140
está el amor que te hace querer ser niños siempre
IMG_24703247923494

 

Está ese amor que te haría bailar en cualquier sitio, a cualquier hora
IMG_15611802658630

y, por supuesto, y no el menos bonito, está el amor imaginado, ese con el que sueñas dormido y despierto.
amor de infancia josamotril

IDEAS PARA CASAS PEQUEÑAS

INVENTOS PARA CASA

RORY GALLAGHER AL SAXO

LA CULPABLE DE SU DESCREENCIA

rachel weitz desnuda serpienteFue ella, desde ese primer día que la vio en aquella soleada playa, ese pecado que, como no creyente, estaría siempre dispuesto a cometer.