ELLA, LA PLAYA

Ella, unos días, era como el agua del mar en verano… Era cristalina, estaba salada, resultaba refrescante, parecía una niňa, y siempre que la mirabas se antojaba eternamente fresca… Uno la miraba, y deseaba siempre darse un chapuzón, como cuando era un niño.

enterrada en la arena

Ella, otros días, era como el agua del mar en invierno… Era cristalina, lejana, resultaba imposible, parecía una mujer desnuda, cubierta por sábanas, y siempre que la mirabas se antojaba eternamente fría y prohibida… Uno la miraba, y deseaba siempre acercarse, pero también uno se sentía ya demasiado mayor para chapuzones.

Anuncios

3 comentarios en “ELLA, LA PLAYA

  1. el club dijo:

    lo único que pedimos desde aquí es que esa mujer a la que escribes todas estas cosas al menos sepa que van dedicados a ella ¿lo sabe no? Estas cosas tienen que saberse. El amor es precioso como para que no se sepa que existe

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s