image

Las musas siempre callan… Nunca te dicen nada… Ellas sólo te oyen… Ellas sólo te miran… Y se dejan hacer arte… Hasta que aparece la MUSA de las musas…
Esa musa – nunca se va de tu lado – te susurra al oído cada frase que no sabes escribir por ti mismo, te coge la mano para que la pintes a tu antojo, y te tapa los ojos con sus manos para que tú puedas verla a través de su piel… Y todo eso con el gran mértito de no saber que es ella quien lo hace… Al menos hasta ahora, ya que acabo de decírtelo

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .