Vístete para hoy…

image
… A lo mejor mañana no te apetece, o no estás… O no está él.
Este es otro jueves más que empieza, y que pronto acabará.
Vístete cómoda, cálzate y… ¡A jugar!
¡Vive!

TODOS FUIMOS POETAS ALGUNA VEZ

image

Cuando eres joven, y te enamoras de alguien que consideras imposible, por su propia – o  por tu propia – inaccesibilidad, es cuando, por fin, entiendes la figura de aquellos poetas, y cuando comprendes que no eran simplemente esos locos que antes pensabas que eran…
En ese momento justo del más ridículo de los enamoramientos  – ridículo porque sabes que ella no te corresponde, ni te corresponderá jamás – tienes la imperiosa necesidad de escribir todo eso que jamás podrías pronunciar en su presencia, y es justo ahí cuando por fin entiendes lo que antes te parecía una locura y un sinsentido…  Pensando en ella – a su lado o no – entiendes por fin el porqué de todas esas frases, ahora o preciosas, otrora sin sentido… Y es entonces cuando, sin quererlo, te haces poeta.

LA VIDA Y EL AJEDREZ

La vida, al final es exactamente igual que una partida de ajedrez. En ambas hay que jugar, hay que pensar, y hay que disfrutar y hay que luchar.
En ambas unos son los peones, otros los alfiles, otros montan a caballo, y algunas son las reinas.
En ambas, cuando la partida termina, todos – peones, alfiles, caballos, incluso la reina – se guardan en la misma caja, y allí sólo son una pieza más que en nada se diferencian.
image
La vida que vivimos es una gran sala de espera
y la otra vida no es mas que una caja de madera.
(diez años después)

CAPERUCITA FEROZ (CUENTO SÓLO PARA MAYORES… SIN ESCRÚPULOS)

0ZEBnoQrcbhbxgnr1e3hq2Hz_500La cabaña de la abuelita. Ocho de la tarde. La luz de la luna entra por entre la cortina… No hay más luz. La joven se acerca al viejo tocadiscos y coloca un vinilo sobre él.
– Qué ojos tan grandes tienes, abuelita – dice la joven, sonriendo maliciosamente.
El Lobo, incrédulo, alza sus orejas al escuchar los primeros compases del “You can leave your hat on” de aquella película famosa, y contempla emocionado el baile de Caperucita, que va quitándose lenta y sensualmente los guantes, botas y caperuza hasta quedar semidesnuda sobre la cama.
-¡Auuuuuuuuuuuu! -Aúlla el lobo mientras Caperucita coloca una venda sobre sus enormes ojos dorados.
-Lobito, ¿y por qué tienes un hocico tan grande?
-¡Auuuuuuuuuuuuuuuuu! -Aúlla el lobo excitado, olisqueando y lamiendo los pechos de Caperucita, que aprovecha el momento para encadenarlo a la cabecera de la cama, ponerlo boca abajo, y cubrirle sus fauces con un bozal.
-Has sido un Lobito malo, y ahora lo vas a pagar – le dice al oído, paseando su desnudez por su cuerpo, mientras  se va ajustando a la cintura un arnés brillante con un descomunal aparato fálico con el que, por fin, se vengará.

NUEVO DISCO DE MIS TOTO. ¡¡¡ESPECTACULAR!!!

Una década después de su último disco vuelven mis adorados Toto, con un disco que suena a ellos. Si los conoces no creo que haga falta decir más: ¿rock popero, o pop rockero? ¡¡¡TOTO!!!

la magia de la música es esa. Este disco, casi 30 años después, me lleva a una habitación grandísima, de amplio balcón, de suelos rojijos, y al lado del culpable de que me gusten tanto…  Oyéndolos, veo aquel “The Seventh One” y a Fernan, con un tal Guti, y un tal Miguel, que fue quien trajo el disco de Francia.

HACE VERANO

wpid-img_13114369749938.jpegSiempre que te veo siento que controlo a la perfección la APODYOPSIS…
Suerte que no sepas lo que significa.