Sueňos de papel mojado

image

Es verdad que ella no quería compartir esa fantástica aventura, pero eso, a un soňador como él, no le impedía salir a alta mar todas las noches… ¡Aunque fuera solo!
En el barco de sus sueňos siempre se encontraban

Los siete días de la semana

image

Era esa mujer la culpable de que una semana no fuera en realidad la suma de siete días… Desde que ella apareció una semana no era sino siete maneras de querer estar con ella en cada momento.

¡Vuela pajarillo, vuela!

image

Por más veces que se mirara en el espejo no había manera de que se viera las alas… Y era por eso, por su propia culpa, por lo que no era capaz de volar

Erase una vez un cuento para mayores

image
Érase una vez un cuento para mayores, ese que sigue tras el “colorín colorado”, y en el que a su protagonista le dejaban, una vez más, y ya iban muchas, sin que pudiera hacer el amor con la carnal princesa con la que compartía lecho…
Esa sería una larga noche, de luchas sin fin, contra todo tipo de dragones y villanos… Hasta la llegada del alba.

Su sonrisa

image
Cuando alguien sonríe así, en cualquier otra parte del mundo alguien está componiendo una canción, escribiendo un poema, o pintando un cuadro… Y es que hay sonrisas que no nacen así porque sí… ¡Te lo digo yo que veo la tuya a diario!

Nombres de monumento: Alhambra.

image

Para unos una locura, para otros una demostración de amor a su ciudad, y para ellas un orgullo. Eso piensan estas tres Alhambras.