Madrugadas

image

Eran entonces sus madrugadas muy diferentes a aquellas de la juventud, donde dormir no era tan importante. Él dormía a pierna suelta, como entonces. Ella… Ella no podía dormir por culpa de ese cuerpo que, como su mente, empezaba a parecer el de otra persona que no quería ser aún.

2 comentarios

  1. Cada etapa de la vida es diferente. Nuestra mente madura y nuestro cuerpo también. Pero no es triste hacerse mayor, pues siempre por muchos años que tengamos con frecuencia sale el niño que llevamos dentro y disfrutamos como locos. Hay que cumplir años, aceptar los cambios y ser positivos y alegres. Pues lo malo llega sin avisar y pega la bofetada sin esperarla.
    Esta mujer que está enfrente del espejo y ve a otra persona que no es ella es muy triste, pues por algún motivo dejo de pensar en ella y se estaba convirtiendo en otra que ni reconoce.
    Hay que ser una misma siempre, saber darle a los demás lo bueno e intentar no convertirnos en alguien que no somos por hacer feliz a los demás.

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .