FALTAN SOÑADORES… ¡Y SUEÑOS!

image
La gente le decía loco, soñador, fantasioso… Y no sé cuántas cosas más por el estilo. A él le daba igual porque sabía que tenían razón: Él era un soñador empedernido, y daba mucha importancia a sus sueños desde niño.
– Los sueños son sólo sueños – le decían
– los sueños, sueños son – decían otros…
Él sabía que tenían parte de razón, pero no toda… Y lo sabía porque estaba convencido de que para que algo suceda se tiene que imaginar (y soñar) muchas veces antes.
Si no es así, lo que suceda – aunque suceda – nunca será tan intenso y hermoso.

LIBROS DE MOTRIL: LOS DÍAS QUE ME DEBES, DE TERESA MARTÍN

Tenemos nuevo libro en Motril, escrito por una motrileña ¿No lo vamos a leer?
image

Teresa Martín es una escritora motrileña que acaba de dar a luz un libro de poemas que, como motrileño, debería y quiero leer.
“ Solo decir que siempre he escrito para comprenderme a mí misma. Es una reflexión sobre la capacidad del ser humano para sobrevivir a lo impensable”
¡Me gusta!
Creo que ese sol, ese clima privilegiado y ese trozo de mediterráneo es propicio para que salga gente con una sensibilidad especial a la que tenemos que ayudar, porque desde la política no lo van a hacer.
Yo ya he pedido ¿Y tú?

DESVARÍO MENTAL PROVOCADO POR EL CALOR

image

Cuando sientas que no soy yo ese que está a tu lado, cuando notes que estoy ansioso en demasía, que algo me falta, y que nada me sobra ¿sabes qué es lo único que puedes hacer por mí? Pues lo único sería alejar de tu cuerpo toda esa ropa que te sobra siempre.
Sólo entonces nos iluminará a ambos el sol de una manera diferente, como las de antes de tu negativa a ser mía. Y será entonces también cuando se revelará el único de los secretos: Que tú y yo somos ya la misma historia, esa que leen otros cuerpos y que trasladamos cuando más cerca estamos el uno del otro.
Lo reconozco: Tu cuerpo me hace daño, pero también me hace invulnerable ante la enfermedad del hastío, y la simetría tangente de tus senos, y el mismo distanciamiento existente entre tus manos y tus piernas cura mis días gangrenados por el vacío que me da el no tenerte a mi lado.
Cuando, en sueños, me recuesto sobre tus senos, Siempre dormidos y rubicundos, todo desaparece y todo se hace enorme. Extendidos sobre tu cuerpo forman un círculo eterno de sendas que van a una playa desierta donde la rúbrica de Dios sobre la arena me dice que al fin eres mía… Solo mía.
Todo lo que no eres tú, Todo lo que no soy yo deja de tener importancia entonces: El dolor, el miedo, la soledad… Todo se convierte entonces en nimiedades que nada tienen que ver Con la vida que tú me regalas a través de un cuerpo lozano y fresco
que ni tú sabes que existe, porque nunca te dejè mis ojos para que pudieras contemplarlo.
Cuando me veas así, como te he dicho, Tan solo quítate la ropa.
No hagas más. Un muerto sólo necesita aire para resucitar, Y yo, cuando no estás a mi lado, soy eso. Y tú, sin apenas saberlo,
juegas a ser Dios, Y me resucitas así, tan solo quitándote toda esa ropa que siempre te sobra y soplando aire en mis pulmones vacíos.

RESACAS


La cerveza es igual que un amante. Refresca, alegra y hace que la vida tenga otro sabor, pero cuidado si abusas… Los dos pueden dejarte una resaca terrible, y dibujar la sonrisa de funesta tristeza.

CATÁSTROFE HUMANITARIA (catástrofe lingüística)

CATÁSTROFE HUMANITARIA ¿SE PUEDE DECIR ESO?
la ‘mayor catástrofe humanitaria’ con más de 100.000 muertos.

NOTICIA DE ANTENA 3

Es muy común ver en los medios de comunicación ver estas palabras unidas como si fuera posible hacerlo. Y es precisamente lo humanitario lo menos catastrófico de todo el horror que se ve en estas tragedias que suceden. Creo yo que los profesionales de los medios de comunicación deberían saber lo que escriben, y si no que contraten a gente que sepa del tema. Ellos – creo yo – no pueden cometer semejantes atropellos.

LOS CHICLES DE MI INFANCIA

No había unos chicles como estos, por su sabor… Si acaso los cheiw de fresa ácida.

¿Y recuerdas los Bangbang?
https://youtu.be/fCiPYhgcgfI

DETALLES DE CUADROS

Al ver este cuadro llamado EL ENTIERRO DE ORNANS, de Courbet, me fijé en los monaguillos. ¿En qué estarían pensando? MIra la cara de ambos. Uno levanta la cabeza para mirar a un sacerdote a quien parece pedir consejo, o guía. El otro aparta la vista de la multitud y de la sepultura. Parece absorto en su propio mundo, algo muy normal a su edad ¿no?