CUANDO ERES CAPAZ DE VENCER AL MISMO dios… O AL MISMO demonio.

image
Esa mujer de la playa fue  la única manera que encontró dios para comunicarse conmigo, y hacerme volver a ese su redil que un día abandoné…. Aunque, ahora que lo pienso, recordándola, puede que también fuera una trampa del mismo demonio, y ante la que, por suerte, no sucumbí.

3 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .