ENCUENTRAN LA CURA PARA LA INFELICIDAD… ¡Y LA TIENES TÚ!

image

A veces – sólo digo a veces – es tan fácil hacer feliz a alguien…
Un ejemplo claro: ¿Cuántos besos puedes tener entre tus labios?
Tantos como tú quieras tener. Se fabrican solos.
Pues teniéndolos a millones, sólo con uno, o con dos, serías capaz de hacer feliz a alguien.
Y, lo mejor de todo es que son infinitos…
No se agotan nunca, y lo que es aún mejor: no caducan nunca.
Y algo mejor aún: muchos andan esperándolos sin tú saberlo.

Un comentario

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .