NOCHE DE FERIA

image
Era verano y era de noche… No empieza mal ¿verdad? Pues espera al final y verás.
Hacía calor, como tiene que hacer en verano. Sonaban sirenas, gritos de niños, y ruedas metálicas recorriendo railes circulares. Olía a vainilla, a fresa, y a algodón dulce.
Había una noria, un tren de la bruja, coches de choque, un carrousel, mucha arena en el suelo, y muchas casetas donde sonaban alegres sevillanas.
Y aquí llega el final del que te hablaba:
Las noches de feria no deberían terminar nunca… Como tus besos. Y es que, en verano, no hay una feria más alegre, ni más veraniega, que la que se celebra en tu boca.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .