Confesiones tardías

wpid-fb_img_1429079652192.jpg
Tengo dos confesiones que hacerte: una mala y otra menos mala.
La mala es esta:
Aunque nunca me atreví a decírtelo creo que, tantos años después, es justo que te diga que, por aquellos días, yo siempre te anduve esperando… Te esperé en todos lados, a todas horas, y de cualquier modo, pero… Tú nunca viniste.
La menos mala (al menos para mí) es que aquellos días de los que te hablo, en realidad, son estos días de ahora, y que…

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .