EL SALTO DEL TRAPECIO

image

Siempre andamos, por la vida, esperando a otra persona para que nos ayude a saltar y realizar ese que, sin duda, es el más difícil todavía, en el trapecio de la vida, y, a veces, es mejor no saltar, y quedarse donde uno está, sin correr riesgos innecesarios que además sabes que sólo conducen al estrepitoso suelo.

A veces, quedándote sentado en tu cuerda, y observando el paisaje desde arriba,  demuestras más valentía que saltando, y hacerlo  con los ojos cerrados, a ver lo que pasa.

2 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .