LA VERDADERA RELIGIÓN

10956475_10206836313014207_1930118007768492089_n

Es verdad que ese hombre era su condena… Su más dulce condena. Y es que, ese hombre, aunque ni él mismo lo supiera, era su verdadera y única religión… Ese hombre era su cielo, pero también su infierno. Eso era él: luz y sombras, como todas las religiones.

2 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.