BYE BYE

FB_IMG_1421879852326Entre ella y él no había sólo dos personas, como pudiera parecer, y como ellos mismos siempre creyeron… Entre ellos dos siempre hubo, al menos, tres personas:
Estaban las que, a veces, hacían que las cosas entre ellos sucedieran, estaban las que hacían que no sucedieran, ni dieran un paso más, y estaban las que  nunca sabían lo que realmente estaba sucendiendo entre ellos dos.
Por eso decidieron alejarse. Tres eran multitud entre ellos dos.

CORRADINI II

wpid-fb_img_1433753699299.jpgPREGUNTA:

¿Cómo alguien que tiene el don de hacer de una piedra un trozo de velo, no es capaz de enamorar a cualquier mujer sólo con la ayuda de sus dedos?

RESPUESTA:

porque en esto del amor nada tiene que ver la poesía, ni la pintura, ni la escultura, ni siquiera la música, como cree la mayoría de la gente. Las artes mayores sólo sirven para acompañar al amor, para exagerar su verdad, pero no para hacer que exista.

MUJER BAJO EL AGUA, de José Luis Ceña Ruiz

7503781545783513Ponerte unas gafas y verla bajo el agua, es como ser pintor y  guardar el último pincel porque sabes que el cuadro está terminado… Es como ser músico y dejar una canción plasmada ya en el vinilo a la espera de que los demás la oigan.,.. Y es como ser escritor y escribir el fin al final de una novela…

Verla bajo el agua, rodeada de mágico silencio de color azul, es un milagro.

 

RELACIONES DE PATIO (relaciones embarradas)

,   ,IMG_57267694473832Por más agua que ella echara en el patio que era su relación, él siempre echaba tierra por encima… Porque a ella le gustaba el agua, y  a él le gustaba la tierra.
Por más tierra que él echara en el suelo, más agua echaba ella encima…
Así que, con el tiempo,  aprendieron a vivir un día con agua, otro con tierra, y, la mayoría, pisando un barro que, aunque no era ni agua ni tierra, era algo bastante parecido y que terminó uniéndoles.

A LA GENTE SE LE DEBE PAGAR POR AQUELLO PARA LO QUE SE HA PREPARADO

IMG_120674217692727Un ingeniero que fue llamado a arreglar un ordenador muy grande y extremadamente complejo que valía 12 millones de dólares y del que dependían los servicios de toda una ciudad. Sentado frente a la pantalla, oprimió unas cuantas teclas, asintió con la cabeza, murmuró algo para sí mismo y apagó el aparato. Procedió a sacar un pequeño destornillador de su bolsillo y dio vuelta y media a un minúsculo tornillo. Entonces encendió de nuevo y comprobó que estaba trabajando perfectamente.
El presidente de la compañía se mostró encantado y se ofreció a pagar la cuenta en el acto.
– ¿Cuánto le debo? preguntó.
– Son mil dólares, si me hace el favor.
– ¿Mil dólares? ¿Mil dólares por unos momentos de trabajo?
– ¿Mil dólares por apretar un simple tornillito? ¡Ya sé que cuesta 12 millones de dólares, pero mil dólares es una cantidad disparatada! Le pagaré sólo si me manda una factura perfectamente detallada que la justifique.
El ingeniero asintió con la cabeza y se fue. A la mañana siguiente, el presidente recibió la factura, la leyó con cuidado, sacudió la cabeza y procedió a pagarla en el acto, sin chistar.

La factura decía:

Servicios prestados:

Apretar un tornillo………… US $1 dólar

Saber qué tornillo apretar…. US $999 dólares

 

CORRADINI

image

Dios te salve, María… Aunque no te llames así, sino de otra manera… Dios te salve a ti, a ese trozo de mármol caliente que jamás dejará que la cincele a mi gusto.