THE DREAM WRITER

image

Ella no tenía todo lo que quería, pero aún así ella era feliz… Eso era lo bueno de haber sido una niña soñadora y feliz, y por eso, de mayor, se hizo escritora… ¡Aunque no vendiera un solo libro!
Si él no le daba un beso ella lo soñaba, y, después, lo escribía.
Con el tiempo esos besos llegaron a tener incluso sabor, y aunque para él sólo fueran garabatos escritos en un papel, para ella estaban escritos con la tinta de sus salivas alcalinas entremezcladas.