Las tres musas

image

Tres musas… Tres grandes amores que no quisieron ser y que hubo que escribir… Para algunos su otra vida está en sus sueños… Otros, lo que hacemos es precisamente escribir esos sueños.
Con la tercera musa el sueño comenzaba precisamente cuando despertaba

Ves?

image

Que ella no quisiera ser la protagonista de mi novela no significó que no lo fuera, porque esa novela fue escrita a su pesar

HACE VERANO

image

Eran otros tiempos… Eran unos veranos diferentes… Jugabas en la arena, te revolcabas entre las olas, marcabas goles antológicos, hacías paradas imposibles, luchabas contra cualquier pirata, cogías cangrejos sumergiéndote con destreza… Así, todo el día. Desde tu toalla observabas a aquella niña rubia, de larga melena revuelta, mientras jugaba con el sol y el agua, y la deseabas de esa manera con la que sólo se desea cuando no tienes más de doce años… Era ese deseo de ser su amigo, de poder hablar con ella, y de que supiera de tu existencia. Luego, por la noche, en el “rebalaje” jugábamos a “Verdad, consecuencia, atrevimiento o beso” y soportabas los besos extraños de tus amigos y amigas sabiendo que, tarde o temprano, te dirían: “Dale a …. un beso de 10 segundos en los labios”
Entonces… Entonces sí que sí… Entonces hacía verano… No, ni ná.
Y te acostabas con el dulce sabor de la mezcla de esos labios y los sabores de vainillas y fresas de los
helados y chicles que por entonces había.
Ahora, treinta años después, vuelve el verano, y en verano ya se sabe que… ¡Todo es posible!

¿Eran otros tiempos?¿Seguro…? ¿Ahora ya no juegas en la arena, ni te revuelcas entre las olas, ni marcas goles antológicos a tus hijos, ni haces paradas imposibles, ni luchas contra cualquier pirata, y, ni siquiera, coges cangrejos sumergiéndote con destreza? Al menos, desde tu toalla, puedes seguir observando a esa mujer rubia, de larga melena revuelta, mientras juega con el sol y el agua… ¿Verdad?

COSAS DEL REBALAJE: SER UN NIÑO OTRA VEZ

800px-Stone_skimming_-Patagonia-9Mar2010Hacer que uno se sienta un niňo, pasados los treinta y los cuarenta, sólo lo consiguen dos cosas en esta vida… Y sólo a una de esas dos le tiraría piedras para que rebotaran… Y sólo a una de ellas, también, besaría.

Hace verano

image

Cuando oigo esa, nuestra canción, es como si se abriera un grifo de potente chorro de agua, y, dentro de ese agua cristalina, cálida y turbenta tú y yo luchamos, primero para encontrarnos, y después para salir a la superficie juntos y respirar… Después nos abrazamos.

YA LLEGÓ ¡POR FIN!

11403411_1440149812975007_1499475602805784019_ncon cien sonrisas por barba,
viento en flequillo, a toda vela,
no corta el mar sino vuela,
un niño en su columpio..
Ya sí que sí. Llegó el verano…
¡Tiempo de agua y vainillas!

COSAS DEL REBALAJE: SALES CON LAS OLAS

image
Mira otra vez la fotografía e imagina – y cree – que eso es lo que se dibuja en mi pensamiento cuando estoy en “el rebalaje” ¿Entiendes ahora por qué me gustan las olas?
¿Entiendes ya por qué puedo estar en el rebalaje durante horas y horas, incluso todo el día, tan solo mirándolas?
En cada una, inmersa en su espuma, imagino que tú vendrás envuelta, que saldrás del agua lentamente, como la Venus del cuadro de Botticelli, y que, después, te abrazarás a mí para secarte con el sol que descansa en mis brazos… Y ¿sabes? ¡no pierdo la esperanza!

pdta: Hoy mismo, escribiendo esto justo en rebalaje te ando esperando.