SUMMER MOON

image

Cuando la luna se hace ojo y te mira…
Cuando la luna se hace boca y te besa…
Cuando la luna se hace tú y yo ya no quiero dormir…

FOTACA

image

El paraíso está siempre más cerca de lo que imaginas. Este de esta “fotaca”está en la costa tropical… En mi tierra tan añorada durante el invierno.
Sé que es el paraíso porque aquí me siento un ángel que puede volar y al que nada malo le puede pasar…

VESTIRSE PARA ÉL

image

Ella, todas las mañanas disfrutaba del arte de la imaginación… Ese que le hacía vestirse para ese hombre que, en ese momento, no estaba en esa misma habitación, ni en esa misma casa, ni siquiera en esa ciudad… ¿Acaso no era eso bonito?
Para ella sí lo era.

Fiestas

image

¿En honor de qué la fiesta?
Tú…
No se me ocurre mejor motivo…
Ni mejor cosa que celebrar que el tú y yo… El nosotros

La novia

image

Siempre que voy a una boda me imagino a la novia – siempre es ella – corriendo por el pasillo, y huyendo de allí, a otro lugar… Casi siempre la imagino deteniendo su carrera frente al mar. Al principio llora… Después, por primera vez en mucho tiempo, sonríe al fin.
Y ¿sabes? lejos de lo que pueda parecer ¡es maravilloso!

Películas y nos

image
Nosotros éramos “aquellos benditos locos en sus locos cacharros…”

Y es que el amor puede aparecer en cualquier lado, a cualquier hora, en cualquier estación… Pero no con cualquier boca.

La belucci

image

Ni siquiera aquellas bellas canciones italianas de los años setenta eran capaces de definir claramente la exageración de su belleza… Ni la poesía… Si acaso, la pintura.

AÑORANZAS

image

– Hola ¿me puedes poner con el mar? ¿O con una ola, o una piedra… Incluso con una gaviota, si él no pudiera ponerse? Gracias.

HACE VERANO

image

Estás bajo el agua, de noche, guiado por el haz de luz de una linterna, y aparecen entre las grandes piedras salgos, herreras, un pulpo, un congrio, peces que ni sabías que existían. Todo está oscuro y tenebroso, iluminado por las otras linternas que te acompañan, y, de repente… ¿Quién si no…? ¡Tú!
Apareces iluminada, nadando en la superficie, desnuda, elegante, con el pelo recogido, y voy hacia ti. Cada brazada y aletada me acerca más, y me pareces un ángel, o una sirena, casi una Venus, y hasta el mismo Leviatán. Sigo avanzando, observando tu eterna lozanía. Casi puedo tocar tus piernas. Lo hago, con cuidado de no asustarte, y te detienes pronunciando mi nombre… Me emociona saber que sabías que era yo. Me acerco tanto a ti que el uno hace que el otro flote, y…
¡Maldito calor, que siempre me despierta en lo mejor!

NIÑOS EN LA PLAYA

image
Ves a tus hijas jugar en la playa y, de pronto, sus rostros se hacen otros… Y sus nombres también… Y una ya no se llama Carmen, sino Fernan; y otra ya no se llama Cruz, sino Anme; y otra ya no se llama África, sino Loles… Y quien regaňa no eres tú, sino una tal Carmen y un tal Fernando…
¡Y qué bien regaňan! ¡Qué profesionalidad! ¡Qué cariño! ¡Qué rabia! ¿Imaginas poder vover todo un día…? Sólo uno.

A ellos.