TWO SIDES OF THE COIN

image
La vuelta al cole es como todo en la vida… Unos – los que no tienen la suerte de su lado – deseando entrar, y los otros – los que se creen que lo tienen todo – deseando salir.

SIEMPRE ME GUSTARON LOS FAROS

image

En mitad de la noche, entre mis sueños, siempre aparece el mismo faro que me devuelve a la tierra de los despiertos… Y ese faro se parece tanto a ti que incluso cuando me miras me dejas a ciegas. Fíjate la próxima vez que me mires. Si aparto la mirada…

HACE VERANO

image
Sea la hora que sea, en mi reloj siempre se marca la misma hora. En mi reloj siempre son LAS TÚ Y AHORA. Aunque a veces también son las AHORA MENOS TÚ… Como pasa hoy.

NOTA (O AVISO)

IMG_31000983884511

AVISO:

¡AUNQUE CIERRES TUS OJOS NO PODRÁS TAPAR MI BOCA…!

¡NI LA TUYA!

¿QUE PIDA TRES DESEOS?

image

Estábamos hablando de qué hacer si, de repente, apareciera el genio de la lámpara en la playa, y te concediera tres deseos… Entonces, de repente, como siempre me pasa, he pensado en ti, y he llegado a la conclusión de que lo que realmente desearía sería ser uno de tus tres deseos. O mejor, los tres… Pediría ser las tres cosas que te llevarías tú a una isla desierta.

DESCANSA, RAMÓN

image

Era una mañana triste, de esas de septiembre en las que el olor de la arena ya no es igual, ni el calor del sol sobre ella… Ni siquiera la brisa te acompaña igual ya en esos días.
Era allí, enfrentada al ensordecedor silencio de la brisa marina, donde recuperaba todo lo que en ella ya no había… Frente a ella la espuma proyectaba ese rostro amable que tanto empezaba a añorar, el aire acercaba el olor a ese café caliente de la mañana lejana, y el invierno pedía que le fuera devuelta esa sonrisa que el verano le había dejado prestada. Ella echaba de menos a alguien que, posiblemente, no volvería ya nunca más, pero sus lágrimas, sin que ella lo supiera, iban escapando de sus ojos y adentrándose entre sus labios, donde volvían de nuevo al lugar de origen… Y era allí, dentro de ella, donde iban macerando el recuerdo alegre de ese ser que ya mismo volvería a sus ojos sin necesidad de soltar una sola lágrima… Y es que, aunque no lo creas – querida Susana – la gente, con el tiempo, se va muriendo al revés.

La gente, con el tiempo, empieza de nuevo a vivir en nosotros. ¿Y sabes? ya no se va.

Hace verano

image

Ni el agua del mar, ni el agua de un río en su nacimiento, ni la noche invernal, ni siquiera la hierba más verde y sombreada, podían frenar ese calor que ambos hacían nacer en el otro siempre que estaban cerca… Y es que hay gente que, simplemente, quema.