HORA DE AJUSTAR CUENTAS

image
No tendría yo más de siete u ocho años cuando vi aquella película que tanto daño me hizo. Verla fue emocionante. Desde entonces me gustan esas atmósferas oscuras, tenebrosas… Drácula era Christopher Lee, y, desde aquel momento, se hizo el protagonista de mis sueños, llevándolos hasta la categoría de pesadilla. Recuerdo que despertaba asustado, sudoroso, siempre huyendo de aquel hombre pálido ante el que nada podía hacer.
Y al despertar, pasillo abajo, estaba mi escondite favorito, que no era otro que el dormitorio de Fernando (1) y Carmen.
Aquel vampiro, con sus largos colmillos siempre manchados de sangre, fue siempre superior a aquel toro gigante, y a aquel descomunal tiburón, que fueron los otros dos personajes de mis pesadillas.
¡Jamás me acerqué a él! Ni él a mí. Yo siempre huía, y él siempre me estaba buscando.
Han pasado los años. ¡Llegó el momento! Hoy cambio mis dulces sueños contigo, querida Venus, por una de aquellas pesadillas. Toca ir al encuentro de aquel vampiro que me hizo pasar malas noches en mi infancia.
¡Y como lo encuentre…!

(1) Nunca se lo dije pero los ronquidos de Fernando siempre me ayudaron a vencer a aquel vampiro.

LICORES

image
¿Diferencias?
Ella siempre la vio vacía…
Yo siempre llena de ella…
Llena de su saliva alcalina…
Por eso nunca aceptó ese trago que yo me muero por dar…
Por eso no dejo de invitarla…

CARTA A LOS REYES MAGOS EN UN CAMPO DE CONCENTRACIÓN NAZI

image

Queridos reyes magos:

la vida aquí no es bonita, es verdad. En los barracones hace frío, es verdad, y los guardias no son muy amables, incluso nos pegan de vez en cuando, y pasamos hambre – también es verdad – pero al menos estamos todos juntos. No sabemos si fuera de aquí, como estaban las cosas antes de venir, y por las noticias de los que llegan, podríamos decir lo mismo.

pdta: Queridos reyes: Que nos quedemos como estamos.

Firmado: Jessee Kafka.

Desvarío mental

image

Hay estatuas que no pueden ser de piedra… Aunque te dejen como tal.
Hay mujeres que sí, aunque parezcan sólo de piel y sal.

SOÑARES

image
Lo bueno de mis sueños – no sé los tuyos – es que nunca acaban, nunca puede nadie detenerlos… Ni tú, ni nadie. Ellos son libres, como tu pensamiento, o como el mío. Por eso, cuando me duermo dejo el cuerpo encarcelado en la cama, y ellos – sueño y pensamiento – se van juntos a la taberna del deleite, donde, con suerte, se beberán todas las jarras frías que tu cuerpo caliente les sirva, acompañadas por el maridaje perfecto que esconderás en la bandeja de tus besos.
Al despertar – porque siempre despierto – pasa al revés…Entonces me llevo el cuerpo conmigo pero dejo como prisioneros entre los barrotes de las mantas al pensamiento y a los sueños, y allí van muriendo lentamente… Aunque no siempre.
A veces – muy a menudo, la verdad – al despertar, los escribo rápidamente, cuando parte de mi cuerpo aún no ha vuelto de las nubes de esa ficticia realidad, y así puedo guardarlos para siempre, sin que pasen a la categoría del olvido.
A veces – la mayoría – es verdad que es una putada despertar, pero… La suerte de estar también despierto es que pronto será de noche otra vez