ENVIDIAS

image

El arte de hacer una escultura – y de ahí la envidia de los demás mortales incapacitados para otra cosa que no sea la de observarla – no reside en el arte de las manos, y su paciencia, para darle la forma de una cosa pensada, sino en el labrado mental de lo que finalmente será… El arte no está sólo en hacer algo, sino en decidir qué hacer… Visualizarla antes de empezar a moldearla.
Un genio, situado con su cincel y su martillo, frente a la piedra de mármol sin forma ya ve cada una de las formas, cada una de las curvas, y cada uno de los brillos… Y es ahí donde entra en juego mi envidia.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .