COMPLICADO ESTO DE SER DOS, Y NO UNO.

image

Ella quiere una cosa… Él siente otra.
Ella siente una cosa… Él quiere otra.
Unir “sentir algo” con “querer algo” siempre fue humano, pero nunca funcionó.
Y es que, se siente lo que se siente… No lo que se quiere sentir.
Y se quiere lo que se quiere… No lo que no se puede sentir.

LA REALIDAD… ¿SE SUEÑA ANTES?

 

 

IMG_59825862119082No dejes nunca de perseguir tus sueños. Persíguelos hasta el final, sin decaer, sin redenciones, y no decaigas, ni hagas esfuerzos inútiles por despertar… Sueña, sueña día y noche, porque todo lo bonito de la vida no sucede si antes no se ha soñado.
Ya sé que al leer esto  no te parece mas que palabras sin más, textos literarios, consejos demagógicos, y párrafos  fáciles de decir, pero difíciles de hacer realidad. Aun así, piensa una cosa… Piensa que el sueño más repetido de mi vida siempre has sido tú.

 

“✔Eros Ramazzotti,❤La Cosa Mas Bella❤

Hoy es el cumpleaños de una de las cosas más bellas de mi vida

Felicidades

CARPE DIEM

image
¿Quién está preparado para todo lo que viene después del principio?
¿Quién está preparado para todo lo que vendrá después del mismo ahora?
¿Quién está preparado para todo lo que vendrá depués, cuando nunca se sabe qué será, ni cuándo llegará, ni, mucho menos, cómo lo hará?
¿Será por eso por lo que surgió aquello de…?

EL PASO DEL TIEMPO ¿A MEJOR, O A PEOR?

image
En 1900 en Estados Unidos , los niños viajaban en franqueo postal. Era más barato que un billete de tren. El cartero sólo tenía que acompañarlo al domicilio del destinatario

¿A QUIÉN PERTENECE EL MUNDO?

 

 

IMG_59778000913028

El mundo entero le pertenecía.
El mundo entero era de ella.
Incluso el mío lo era.
Pero ella no lo sabía.
Ella nunca supo que mi mundo
era tan mío como suyo…
¿O nunca lo quiso saber?

¿A quién pertenece este mundo?

¿al que vive en él, o al que invitas a él?

¿No es de los dos, o de los tres, o de los cuatro?

¿o de los…?

 

EL NACIMIENTO DE VENUS Y YO

image

El tema de este cuadro ( ¿mi cuadro? No, no es mi cuadro favorito, pero ella, Afrodita, sí) deriva de la literatura homérica, recogida en las “Metamorfosis” de Ovidio, en un episodio en el que se narra como la ninfa Hora tiende su manto a Venus Andrómeda, que surge del mar desnuda sobre una concha, mientras soplan sobre ella el viento del oeste, Céfiros y su amante, la ninfa Cloris.
En esta obra observamos en el centro, encerrada en un triángulo, la figura de Venus, ligeramente curvada, representando en su silueta la curva praxiteliana, acompañada a su izquierda por Céfiros y Cloris, que dibujan una diagonal, y a la derecha, también en diagonal, la ninfa Hora que traza con el manto con el que se va a recubrir a Venus, otra línea curva, cerrando así la composición por el lado derecho. La figura central, Venus, está directamente inspirada en la Afrodita de Cnido de Praxiteles y en la serie de Venus púdicas helenísticas.
La solución del paisaje es una novedad, ya que hasta entonces los fondos se solucionaban, o con paisajes esquemáticos como hacía Masaccio, o bien con paisajes complicados de estirpe flamenca, y ninguno de los dos concordaba con lo rico del dibujo. Frente a estas soluciones, Botticelli opta por una tercera solución, un sencillo fondo marino, con las riberas visibles y un grupo de árboles para compensar el vacío que quedaba tras la figura de Hora.

El dibujo es preciso, de trazo limpio, sinuoso, ondulante. Los colores son suaves y delicados, con un claro contraste entre las figuras femeninas (como Venus, blanquísima) y masculina (tez oscura). El fondo solo está claramente iluminado alrededor de Venus, ya que de ella emana la luz, que es lo que ayuda a destacar la figura central de la composición. Todo el conjunto da una gran sensación de suavidad y calma asombrosa. Destaca además la delicadeza del retrato y el preciosismo de los detalles, como el vestido de Hora o el manto bordado de flores con que va a cubrir a la diosa, relacionado con la minuciosidad de la pintura flamenca de Van Eyck.
Esta pintura esconde más que esa venus. Esta pintura esconde a la mujer más hermosa que unos ojos hayan mostrado jamás, y, si tienes suerte, y crees, finalmente la encontrarás un día caminando por la calle.
Sólo es cuestión de tener fe y saber esperar. La venus está esperando por algún rincón de tu vida.
Yo la encontré un día… Y aquí sigue.