DULCES CONDENAS

image
Ellos siempre pensaron que todo acabaría con aquel beso que se debían. Por eso se lo dieron.
Para él fue una liberación, casi un capricho. Para ella una dulce condena que, muchos años después, seguía cumpliendo con mucho gusto… Como hay que cumplir las condenas.

Ya nada era igual sin sus besos… Y ya todo era diferente.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .