LA DEMAGÓGICA DEMAGOGIA

Y el nudo, cansado de ser uno más de esos aburridos y temerosos trozos de alambre oxidado, le dijo a sus hermanos:
– ¿Quién dice que no podemos hacer nada por ellos, por los presos que aquí mueren sus tristes vidas…?
¿ Y si sí? ¿Y si sí que podemos hacer algo, y no sólo por ellos, sino también por nosotros mismos?
– ¿y qué vas a hacer tú? – le preguntó su hermano, medio dormido, como siempre, y vencido por esa palabra que acabó con todos ellos – y con muchas especies más – el día que la inventaron… “la demagogia
– yo me voy. Voy a salir de aquí
– no vas a conseguir nada
– o sí… Todo es proponérselo.
 
Nada mássaltar los demás, muchos sin proponérselo siquiera, deshicieron esa tela macabra y los que allí había pudieron huir de la miseria en que se había convertido sus vidas. 
Anuncios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s