MUSA, MUSAE

screenshot_2016-01-22-04-16-38-1.pngElla era su inspiración. Ella era su diversión. Era ella su icono del arte, la rebelde de las rebeldías, y la más romántica del amor… Con una sola mirada era ella capaz de transmitir el éxtasis de la creatividad. Con una sonrisa era capaz de despertar los placeres que aguardaban a las mujeres.
¿Qué veía aquel hombre en ella? El genio habitaba en su alma, y el éxtasis, en su cuerpo. Yo no tenía ninguna duda. Rechazarla habría sido… mi perdición. Rendirme a ella fue… mi salvación sensual.

Yo me sentía atrapado en el gentío que nos rodeaba, hasta que ella me liberó por medio de un simple teléfono móvil. Le di la espalda a todo lo que conocía por seguirla, y me encontré entre dos mujeres, la persona y la animal, a una de los cuales amaba con el corazón… y a la otra, con mi cuerpo. A veces creía que entendía, tal vez mejor que ninguna otra mujer, sus necesidades. Y es que ella avivaba el fuego de mi alma, y encendía la chispa de mi creatividad… Hacía que el tiempo variara… Que hiciera verano. Ella, esos días en que la escribía a diario, me convirtió en una leyenda… y yo nunca pude olvidar sus ardientes caricias que siempre escribía pero que nunca sentí más que a través de esos ojos que ni siquiera sabía si me leían…

 

Anuncios

Autor: josamotril

mi blog solo de relatos: http://josaliteraria.wordpress.com

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s