FOTOS DE AMIGOS: ¿POCO O NADA?

fb_img_1462868556923Hoy te levantas. No vas a trabajar. Te quedas en casa. Aún estás físicamente bien, pero sabes que no hay marcha atrás. Hoy te vas a dedicar el día para ti. Hoy vas a  hacer lo que realmente es importante. Te levantas cantando. Pones música fuerte. Les ves despertar. Les ayudas a vestir. Les preparas un buen desayuno. Les llevas al colegio. Andando. Después vuelves a casa. Tu pareja te está esperando. Suena la música de fondo de tu vinilo favorito. No es una música romántica. Ese día lo parece. Os desnudáis. Os dirigís a la bañera. Durante un buen rato os quedáis juntos. En el agua estáis el uno sobre el otro. Calláis. Miráis el techo, oyendo nada. Recordáis tiempos pasados. Reís.  Acaricias su cuerpo que está sobre el tuyo, medio cubierto por el agua y el jabón. Acaricias cada parte de su cuerpo. Ese cuerpo aún sigue emocionándote. Después os secáis. Tú a él. Él a ti. Aún desnudos os vais a la cocina. Huele a café y a tostada. Os sentáis. Os tomáis el desayuno con tranquilidad. Te gusta ese momento. Siempre te gustó. Después os vais al dormitorio. Os echáis sobre la cama. Hacéis el amor. Durante varias horas. Os vestís y salís de casa. Tu pareja se va a trabajar. Tú te vas a pasear por la playa, oyendo la música de las olas que tanto te gustaron siempre. Respiras esa brisa de otoño que huele a tristeza y a vacío allí. Te impregnas de ese sol que tanto te gusta. Ya no aprieta tanto. Paseas por el mar, descalzo. Masajeas tus pies con las piedras. Te atreves a desnudarte – aprovechando que no hay nadie. Te sumerges en el agua salada. A medio día vas a recoger a tus hijos al colegio.  Hoy no comerán allí. Les llevas a un bonito restaurante. Nunca puedes hacerlo. No eres rico. Les dejas pedir lo que quieran tomar. Uno pide pizza con patatas fritas. La otra una CocaCola y un cuarto de cochinillo. El más pequeño pide hamburguesa y helado. Te miran extrañados. Por una vez les dejas pedir lo que quieran. Tú no pides nada. Una copa de vino. Y les observas. Son inmensamente felices. Ese será tu alimento hoy. Después salís por la plaza y os quedáis a jugar un rato. Tú te sientas en un banco. Ellos juegan con sus amigos. Hablas con alguna madre y algún padre, y disfrutas de ese sol maravilloso que acaba de salir otra vez de detrás de un buen rato de nubes oscuras. El otoño huele bien. Os vais a casa y les ayudas a hacer los deberes. No hay muchos. Juegas con ellos a sus juegos favoritos. Incluso te atreves a ver a un youtuber con la mayor y el mediano. El más pequeño juega en el suelo con sus superhéroes Marvel. No puedes evitar coger a Thor y volver a ser un niño. Por la tarde quedas con tus amigos de siempre. En el bar de siempre. A la hora de nunca. Piensas que fue un error no tener un rato para tus amigos. Hay vino. Hay cerveza. Hay risas. Muchas risas. Siempre las hubo. Por la noche vuelves a casa. Quieres cenar con ellos: con tu familia. Ponéis la mesa juntos. Cenáis. Habláis. Os miráis a la cara. Sonreís. Acuestas a los pequeños. Lees tu libro mientras ellos leen sus cuentos. A su lado. Pones música. Apagas la luz. Les das un beso. Ellos te dan un abrazo. Sales. Pones música en el salón. Invitas a tu pareja a bailar. Bailáis. Os vais a la cama. Leéis un rato. Os besáis. Os abrazáis. Hacéis de nuevo el amor. Tu pareja se duerme abrazada a ti. Le miras. Siempre te gustó verle dormir. Apagas la luz. Empiezan los dolores otra vez. Te da miedo cerrar los ojos. Sabes que ya mismo no volverás a abrirlos. Duele. Sí duele. Duele mucho. Te vuelves a la bañera. Solo. Piensas que has sido afortunado. Aún lo eres. Hoy has sido feliz. Dios quiera que mañana también pueda serlo. Los médicos dicen que quedan ya pocos días. Pocos es más que ninguno. Pocos es algo. Poco nunca ha sido nada.

Mañana más… Si dios quiere.

 

foto de Marina

7 comentarios en “FOTOS DE AMIGOS: ¿POCO O NADA?

  1. Jo con lo bien que ha pintado todo, al final has vuelto hacerlo darle ese giro drástico que entristece. Y es que el tema de la muerte es muy feo, pero más feísimo cuando la muerte ronda a padres con niños pequeños. Jo que triste.

    Me gusta

  2. la foto es demoledora. ¿Ese es tu estado de ánimo? Te pasa por entrar donde no tenías que haber entrado, o mejor por no haber sabido no salir. Te digo yo que esa mujer te miraba tal cual tú la escribías. ESa mujer sabe que es tu musa.

    Me gusta

  3. siempre que entro en este blog encuentro algo que consigue hacerme sentir mejor. Otras veces no, pero siempre me gusta leer porque sé que me encontraré algo que no me deje indiferente. Eso es lo que más me gusta de tu blog. No sé si escribes bien o mal pero a mí me encanta lo que en el fondo quieres decir. despiertas cosas aunque no siempre sean bonitas

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s