¡MALDITAS TAPIAS!

Cuando era niño había una tapia que nunca podíamos atravesar. Ni siquiera podías asomarte a ella. Recuerdo una pelota que se me cayó un día al otro lado, y allí se quedó. Aquella tapia no se podía cruzar… Y así lo aprendimos.

Resultado de imagen de rachel weisz serpiente

Otro día apareciste tú, y casi tenía que tratarte como a aquella tapia. Atravesar tu alma era algo que me estaba prohibido… ¡Malditas sean todas las tapias que nos han inculcado a no cruzar! ¡Malditas tapias o cualquier otra cosa que impide el paso hacia aquello que tanto deseas!

Un comentario en “¡MALDITAS TAPIAS!

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s