SEGUIR LOS PASOS

fotonoticia_20161013134207_500.jpg

La pequeña María corría detrás de su mamá, que, fuera donde fuera, siempre tenía prisa por llegar, y nunca la dejaba disfrutar de los paisajes urbanos que tanto le gustaban.

– Mamá, mira ese hombre
– no es un hombre, es un vagabundo
– ¿Cómo el de la película?
– ¿qué película?
– la de la dama y el vagabundo
– más quisiera él…
– ¿y si le damos algo de comer? o mejor aún ¿Y si le presentamos a una dama? A lo mejor así le ayudamos a ser más feliz, y no estar solo
– anda, anda… No digas tonterías. Tenemos cosas más importantes que hacer que hacer feliz a un desgraciado… Tenemos que ir a Mercadona y a la tienda del chino a comprarte el disfraz para la fiesta del cole
– ¿no me decís que hay que intentar ayudar a los demás?
– venga, que tenemos prisa… Calla ya y camina

Y la pequeña María, como le dijo su mamá, siguió sus pasos… Y no sólo ese día, sino el siguiente, y el otro, y así todos, viviendo su vida sin importarle si podía hacer algo por la de los demás…

4 comentarios en “SEGUIR LOS PASOS

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s