HACE VERANO

Ya mismo frente a ella. Los dos solos, sin nadie más, y contándonos todo eso que arrebate nuestra ansiedad… Ella me hablará de brisas, de peces, de barcos, de sirenas, de cefalópodos, de tempestades, de espumas, de rocas, de tesoros, y de marineros y sirenas… Yo le escucharé, en silencio, con los ojos cerrados y la pituitaria abierta, y será, justo cuando me marche, cuando le hable… Y le hablaré de lo de siempre… Le hablaré de ti, de mí, de tu boca, de la mía, de tus manos, de las mías, de tus deseos… De los míos.

Y aun así seguimos creyendo que, como humanos que somos, nos corresponde el orgullo de ser los reyes del universo… ¡Ilusos!

foto de amigos

¿Y si los pájaros enjaulados no son sólo esos que nosotros tenemos enjaulados en nuestro hogar? ¿y si la jaula verdadera no la vemos, o no queremos verla?
Foto de Natalia