CUANDO DESCUBRES QUE EL VIAJE SÓLO ES DE IDA

image
No hay ilusión más grande que la que se tiene cuando se emprende un viaje… Hay miedo, emoción, y deseos de que todo cambie. Si no fuera así… ¿harías ese viaje? ¿Verdad que no? ¡Pues eso les pasa a esos ciudadanos de aquel mundo que hicimos invisible!

Lo malo de un viaje es cuando descubres que el destino, aunque no es el infierno del que saliste, tampoco es el cielo del que te hablaron… Y eso si tienes suerte de llegar a tu destino, porque hay algo peor aún, que es cuando descubres, en medio del trayecto, que el viaje termina y que, lamentablemente, ya no hay marcha atrás porque te han engañado… Entonces intentas hablar con ese dios al que te encomendaste al salir, y es entonces cuando descubres que en todo momento estuviste hablando solo… Justo como te sientes en ese último momento de esa triste vida que, al igual que aquel dios, te abandona.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “CUANDO DESCUBRES QUE EL VIAJE SÓLO ES DE IDA

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s