ANTONIO LÓPEZ

Cuando se apaga la multitud de la gran ciudad, y cada integrante de esa multitud se esconde en su hogar, se crean eternos seres solitarios que se ahogan en su eterna y oscura soledad de la que ya no saldrán hasta el día siguiente… Eso con suerte.

Por cierto, ¿cómo se puede pintar tan bien?

Anuncios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s