Ángeles que cuidan a otros ángeles

Es sólo la figura de una señora madre, y la de una grandísima persona, la que es capaz de hacer que el fantasma de aquel padre que en realidad nunca estuvo, siga presente entre sus hijos… Y lo mejor, y más sorprendente, es que ella además sea capaz de hacer que ellos lo sientan como si fuera un auténtico ángel… Y todo eso lo hace a pesar de saber – en sangre propia – que ese ángel que sus hijos sienten gracias a ella, siempre fue lo más parecido al auténtico diablo.
Dedicado a un ángel rubio que conozco, y que es digno de admiración