fotos de amigos: A PARTIR DE LOS CUARENTA…

 

Sudor, cansancio, incluso miedo. Toda la frescura, la emoción, y la ilusión con la que saliste al campo, tan sólo cuarenta y cinco minutos minutos antes, se ha metamorfoseado.  Estás en el vestuario. Es la hora del descanso… La mitad del partido ya. Estás algo cansado, sí, pero aún tienes  fuerzas más que de sobra para seguir jugando para ganar la final. En realidad estás menos cansado de lo que muchos piensan, incluidos  algunos de tus compañeros, que te miran sin mucho convencimiento, presas también del pánico a perder esa final tan soñada.
Han pasado ya los primeros cuarenta y cinco minutos, e, inmerso en el juego, ni te has enterado de lo que ha pasado. Te has limitado a dejarte llevar, a disfrutar mucho de cada jugada, sin importarte la siguiente, ni sus consecuencias. Has disfrutado de lo que hay que disfrutar: de esos goles que habéis marcado, del sudor, de las carreras, de la adrenalina… Pero también has sufrido porque el otro equipo también está ahí, también marca goles, y  y no quiere que ganes… Pero de eso es ahora cuando te das cuenta, cuando empiezas a ver que ya no queda todo el tiempo, como pasaba al principio.
Se acerca el segundo tiempo, el que decidirá todo, y tú decides si sales a ganar el partido, o a conservar el empate… La victoria depende sólo de ti, pero también la derrota. Aún hay margen para el error, para más errores, pero hay que pensar bien la estrategia, y seguirla.
Cuando empezó el partido quedaba un mundo por delante, y nada importaba más que disfrutar del momento… ¡Ojalá todo siguiera como entonces, cuando nada importaba más que el momento que vivías. En la primera parte el tiempo sumaba en todo momento… Nunca mirabas el reloj para ver cuánto faltaba porque eso no era importante. En ese primer tiempo, en el minuto veinte no sabías que existía el minuto treinta… Eso quedaba muy lejos y estabas ocupado en disfrutar de lo bello que tiene jugar en ese momento en el que el propio juego es lo más importante que hay en la vida – si no lo único. Y jugabas, sin importar el resultado, y mucho menos el final… El final nunca existe cuando estás al principio. ¿verdad?
Pero ya estás en la mitad, en el descanso, y es entonces cuando los miedos aparecen, cuando el tiempo resta,  cuando ya no piensas solo en el deleite de la victoria y la celebración, sino que aparece el terrible miedo a  a la derrota, y, sobre  todo, a esa sensación amarga de que puede que sea tu última final: EL PARTIDO DE TU VIDA.
Sentado en tu lado del banco compartido en ese oscuro vestuario, miras a tus compañeros. Los hay más jóvenes, con ilusiones y sin miedos, y les envidias. También los hay como tú, algo cansados, y algo preocupados, pero aún con  y fuerzas. Y, finalmente, están tus dos capitanes,  y que animan, pero que sabes que ya pronto tendrán que ser  sustituidos… Ellos también lo saben. Esa será su útima final, y ese peso se les nota en la mirada.
Decides luchar la final. Dejarte llevar, y disfrutarla, sin miedo a perder ¿Qué pasa si pierdes? ¿No es peor no intentar ganar? Sabes que el fútbol es así, y sabes también que, aunque muchos equipos disponen de una prórroga, otros no tienen siquiera la suerte del descuento… Y entonces sales de nuevo al campo. Alguno de tus compañeros ha tenido menos suerte, y ha sido sustituido, y se queda fuera.
Sales sí, pero cuando pisas el césped notas que las botas pesan más, y vuelve el miedo. Ya no eres el mismo… Ya no sabes si quieres ganar, o si tan solo te conformas con no perder.
¡Vamos!

 

pdta: la juventud de una persona es el primer tiempo del partido. Ahí el tiempo siempre suma; no existe la idea de que aquello pueda terminar en algún momento. La adultez es la segunda parte. Ahí el tiempo siempre resta, y empiezas a temer el pitido final. Recuerda que algunos no tienen descuento, pero que otros disponen de hasta una prórroga. ¡Aprovéchala!

 

Foto de Carlos

Anuncios

Autor: josamotril

mi blog solo de relatos: http://josaliteraria.wordpress.com

2 comentarios en “fotos de amigos: A PARTIR DE LOS CUARENTA…”

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s