Mi primer blues

Recuerdos… Recuerdo a un niño al que le gusta la música, porque no le queda otro remedio. El niño está jugando en su cuarto cuando llega su hermano mayor, el culpable de ese gusto por la música. En ese dormitorio de dos camas siempre suena música… ¡Siempre!
– Oye esta cinta que me han dejado – le dice al pequeño, que, como siempre, hace lo que su hermano dice.
Empieza a escuchar y, de pronto, la música es otra cosa. Ya no es ruido, ni tambores fuertes cantos estridentes, ni ritmos discotequeros… Todo cambia, todo se hace calma, y por fin la música llega a su alma. Con esa canción empezó todo… Ese idilio que aún dura.

Gracias Fernan

Anuncios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s