VOLAR, PERO CON LOS PIES EN SUELO SIEMPRE.

A veces, el ser humano  quiere volar tan, tan, pero  tan alto que, cuando está ya en el aire, olvida que un día tuvo raíces. Y son esas unas raíces que siguen ahí, aunque no se vean… Unas raíces que nunca se han ido, por más que quiera olvidarlas u ocultarlas.

Y lo peor de todo es que cree que cortándolas las podrá olvidar, y seguir volando con libertad… De ahí viene el batacazo final que todos se pegan… Ese que es inevitable.

Anuncios

Publicado por

josamotril

mi blog solo de relatos: http://josaliteraria.wordpress.com

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s