Cosas del rebalaje

Pasean por la mañana con paso lento y cansino, respirando brisas compartidas, e intentando no hacer ver que ninguno de los dos estará preparado para esa maldita despedida que ya se va acercando…

El viejo se vuelve, me mira, y me sonríe, como diciéndome: “a ver quién me roba a mí ya este verano…”

Anuncios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s