LOS REYES MAGOS EN EL ARTE DE LA PINTURA

La Adoración de los Reyes Magos. Gentile da Fabriano. 1423. Temple sobre madera. Galería de los Uffizi. FlorenciaLa Adoración de los Reyes Magos. Gentile da Fabriano. 1423. Temple sobre madera. Galería de los Uffizi. Florencia

Panel central del tríptico del altar de Santa Columba. Retablo pintado al óleo sobre tabla. 1455 . Rogier van der Weyden.  Pinacoteca Antigua de MúnichPanel central del tríptico del altar de Santa Columba. Retablo pintado al óleo sobre tabla. 1455 . Rogier van der Weyden. Pinacoteca Antigua de Múnich

Adoración de los Magos. EL Bosco. Óleo sobre tabla. 1494. Museo del Prado, Madrid.Adoración de los Magos. EL Bosco. Óleo sobre tabla. 1494. Museo del Prado, Madrid.

Adoración de los Reyes. Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla. 1564. National Gallery. LondresAdoración de los Reyes. Brueghel el Viejo. Óleo sobre tabla. 1564. National Gallery. Londres

La Adoración de los Magos. Peter Paul Rubens. 1609. Museo del Prado.La Adoración de los Magos. Peter Paul Rubens. 1609. Museo del Prado.

La Adoración de los Magos. Velázquez. Óleo sobre tabla. 1619. Museo del Prado, Madrid.

La Adoración de los Magos. Velázquez. Óleo sobre tabla. 1619. Museo del Prado, Madrid.

La Adoracion de los Magos de Alberto Durero. Óleo sobre tabla. 1504. Galeria de los Uffizi

La Adoracion de los Magos de Alberto Durero. Óleo sobre tabla. 1504. Galeria de los Uffizi

¿LA VERDAD DE LOS REYES MAGOS?

De donde salieron Melchor, Gaspar y Baltasar?

Las representaciones de la adoración de los magos halladas en templos del siglo III mostraban sólo a dos personajes: en las catacumbas romanas hasta el siglo IV aparecían dos o cuatro magos, según los casos; la media docena tampoco faltó en algunas pinturas de la época; en la iglesia siria y armenia siempre se defendió la docena puesto que, según ellas, los magos prefiguraban los doce apóstoles y representaban a cada una de las tribus de Israel;para la iglesia copta fueron sesenta y citaban los nombres de más de una docena de ellos… Hacia el siglo III Orígenes afirmó de modo taxativo que los magos habían sido solo tres ya que en el texto de Mateo se habla solo de tres presentes.

¿PAPÁ, TÚ CREES EN LOS REYES MAGOS?

Imagen relacionada

– ¿Papá, tú crees en los Reyes Magos?
– claro que creo
– pero ¿crees que existen de verdad y que son realmente magos?
– pues no sé si son magos o no, si existen o no, ni de donde vienen, ni cuando, pero creo que la noche del cinco de Enero sigue siendo el sitio y el momento donde todos creemos en la magia. Esa noche está la cabalgata, donde todos nos convertimos en niños, y luego nos vamos a la cama esperando que amanezca para ver nuestros premios… ¿No crees que eso es magia?
– entonces sí que existen ¿verdad?
– mientras tú y yo existamos, sí que existirán… Te lo prometo.

EL ORO, EL INCIENSO Y LA MIRRA

De los magos que hablan las escrituras solo sabemos que eran varios, que visitaron a Herodes, que adoraron al niño Jesús ofreciéndole presentes y que tuvieron un sueño que les hizo regresar a alguna parte por otro camino también desconocido.

No hay forma alguna de saber cosas tan elementales como pueden ser su número, edad, aspecto, raza, nombre, atuendo, estatus – ¿cómo pasaron de magos a reyes? ¿reyes de qué y de dónde? ¿magos de qué? Ni en el Nuevo Testamento ni en el texto de Mateo se recoge nada de nada.

 

EL ORO EL INCIENSO  LA MIRRA

El oro provenía del Padre glorioso; la mirra – usada como ungüento funerario desde la antigüedad,  por tanto, asociada a la muerte y resurrección; y el incienso – elemento purificador esencial en todo ritual del Espíritu Santo.

CUENTO DE NAVIDAD: MAMÁ ¿TÚ CREES EN LOS REYES MAGOS?

navidad-136328– Feliz Navidad, cariño – le dijo la mamá a su hija, abrazándose a ella
– mamá, sé que la navidad no existe – dijo la niña muy seria
– ¿cómo? – preguntó la mamá, sin soltar a su hija en ningún momento
– mis amigos me han dicho que la navidad no existe, que es un invento más del hombre. Como los reyes, como el ratoncito… – dijo la niña, cabizbaja y entristecida
– pero cariño…
– no mami, no me cuentes más cuentos. Ya soy mayor
– está bien. Ya eres mayor… Ya tienes diez años, y puedes creer lo que quieras creer. De eso se trata esto de la Navidad
– pues no creo. Mis amigos no creen y yo no quiero ser el bicho raro de la clase
-¿ninguno cree en la navidad?
-bueno, unos sí… Otros no
– pues como todo, cariño
-¿y tú crees aún con lo mayor que eres? – preguntó la pequeña
– Sííííííí – contestó la mamá sonriendo emocionada por la inminente llegada
– ¿y por qué?
– ¿por qué? – contestó la mamá, besando a su hija, y sonriendo – ahora en navidad nos vamos al pueblo donde me crié, a ver a los abuelos, a los tíos, a los primos, y pasamos allí las dos semanas más felices del año, todos  unidos, sin necesidad de otra cosa que no sea el estar juntos ¿Te parece poco motivo para celebrarlo?
– ya – dijo la niña, empezando a sonreír tímidamente
– todo está adornado, suenan músicas por las calles, y nos besamos y abrazamos sin temor o pudor, y nos deseamos cosas bonitas, y, mientras lo hacemos, nuestro corazón se alegra por un momento, esperando que el año que viene sigamos todos y no falte ninguno, y que todo nos vaya bien ¿No crees que es un buen motivo para decir FELIZ NAVIDAD?
– sí, puede que sí – dijo la niña –  pero en lo que sí que no creo es en los Reyes Magos
– vale, pues no creas
. ¿Y tú sí crees?
– ¿en los Reyes Magos? ¿hablas de esos que nos traen esos regalos que llevamos esperando todo el año?
– sí
– pues claro que creo en ellos…
– pero mis amigos dicen que son los papás, que los reyes no existen
– ¿eso dicen? Mira cariño, nunca he visto a los Reyes Magos, pero siempre me han traído regalos en esa noche mágica. Sean quienes sean suelen cumplir sus promesas
– ya, pero…
– Además, ¿no es más bonito creer en ellos? Recuerda lo emocionante de hacer la carta, la ilusión con la que recogemos los caramelos en la cabalgata, y la magia de esa noche cuando nos vamos a dormir…
Cariño – le dijo de nuevo, acariciando su pelo y besando su frente – yo sigo acostándome esa noche con la misma ilusión que tenía cuando era niña… O más aún porque ahora los espero a través de tu ilusión.
– Entonces mami… ¿no es la Navidad un invento? ¿No es mentira?
– Querida – dijo la mamá abrazando a su hija – yo creo que no es un invento de los hombres, y si lo fuera también me la quedaría… No dejaría que me la quitaran. Además, si fuera solamente un invento del hombre no habría durado tanto tiempo… Ya la habrían “empozoñado”. Créeme.
– Gracias mamá
– gracias a ti, cariño. Eres tú quien hace que crea en la Navidad… Todos los días del año.

dedicado a mi madre, a la madre de mis hijas, y a todas las madres del mundo.

CARTA DE LOS REYES MAGOS A LOS PAPÁS DE LOS NIÑOS

image

Queridos papás y mamás de nuestros niños:

Os escribimos esta carta para que no os preocupéis chicos. Ya sé que estáis preocupados por los regalos de vuestros hijos, y que confiais en nosotros… ¡No os fallaremos! Aunque a nuestro compaňero Baltasar lo haya devuelto a África la oficina de inmigración de vuestro país solo os pedimos una cosa:
Haced como hacían vuestros padres, y como hacíais vosotros treinta años atrás… ¡Confiad en nosotros! Esa noche no os fallaremos. Nunca lo hemos hecho. Recordad que no hay ley que pueda con vosotros y, sobre todo, con vuestros mejores deseos.

Pdta: Aún confiamos en la buena fe de quienes os gobiernan, y que nos permitan haceros un poco más felices en estos tiempos tan complicados.

Firmado: Melchor, Gaspar y Baltasar

CARTA DE UN NIÑO EN UN CAMPO DE CONCENTRACIÓN NAZI A LOS REYES MAGOS

image

Queridos reyes magos:

la vida aquí no es bonita, es verdad. En los barracones hace frío, es verdad, y los guardias no son muy amables, incluso nos pegan de vez en cuando, y pasamos hambre – también es verdad – pero al menos estamos todos juntos. No sabemos si fuera de aquí, como estaban las cosas antes de venir, y por las noticias de los que llegan, podríamos decir lo mismo.

pdta: Queridos reyes: Que nos quedemos como estamos.

Firmado: Jessee Kafka.

LA PRIMERA APARICIÓN DE LOS REYES MAGOS EN NUESTRA HISTORIA

En este mosaico conocimos por primera vez la imagen de los Reyes Magos: SAN A POLLA NOUVO.
En el mosaico bizantino de San Apollinare Nouvo aparece un detalle capital: en su parte superior figura la leyenda: “SCS BALTHASSAR +SCS MELCHIOR +SCS GASPAR.
Baltasar de unos 40 años, con barba oscura, lleva en sus manos mirra;
Melchor, 20 años e imberbe, lleva una bandeja de incienso.
Gaspar, de más de 50 años, con pelo y barba largos y blancos.
Todos son blancos. No hay rey negro. Baltasar no fue negro hasta el siglo XVI