Marina, de nuestra “motrileñísima” Mar Aragón

El pincel y los colores que usa nuestro – ¿o nuestra? – Mar, y que se mezclan sobre el cielo que solo ella ve, ya que donde los demás solo vemos un trozo de tela ella es capaz de ver un mundo entero, hacen que todo a su alrededor recobre un sonido que nunca tuvo… ¿Tú sí los oyes, verdad Mar? Nosotros los oímos  porque tú nos los susurras a base de pinceladas suaves…  Eso son las pinceladas que dejas adrede sobre un lienzo que te espera ansioso  y emocionado (estoy convencido): Son suaves, dulces, parecen hechas con agua y azúcar, y manchadas con notas musicales que se descubren ante nosotros como por arte de magia.

Y es que tus obras son como esa orilla a la que, todos los que hemos crecido junto al mar, necesitamos acercarnos cuando estamos mal… Son tus acuarelas antídotos marinos que acaban con la soledad de los que admiramos tu obra (no podemos conformarnos con solo mirarla). Hay en ella agua que no solo se ve, sino que también te salpica y te empapa. Es agua, a veces tibia, a veces fría, pero siempre salada, que te hace viajar en el tiempo, en el espacio y, sobre todo, en tu interior. Y no, no me refiero al agua que tiene el mar que pintas, Mar, sino a ese agua manchada de colores, derramada adrede por el lienzo, y que es como sentarse en el rebalaje, frente al mar, y decir a los problemas: “ahora, aquí parecéis menos… Apenas si parecéis.”

Pintar con acuarela es complicado – eso ya lo sabemos muchos – pero escribir una historia completa e iluminarla así como tú haces, usando tan solo con colores como el azul, negro, blanco, verde, y manchados con agua, es un milagro al alcance de muy pocos… Por eso, cuando me encuentro con gente con semejante talento tengo la sensación más dulce y bella de la bipolaridad: Si no, dime: ¿Cómo se siente un mortal cuando ve tan fácil algo que sigue pensando que es, simplemente, imposible de hacer? ¿Siente envida? ¿Siente admiración? Pues de todo un poco, la verdad.

Y a los que morimos de la envidia, pero que nos conformamos con ser capaces de leer los poemas que compones con esas acuarelas, no nos queda más que decírtelo:

¡ Gracias Artistaza!

EL DÍA EN EL QUE TODOS LOS DÍAS YA FUERON OTRA COSA

tumblr_inline_o6s7t8lhUz1sh8jun_500.gif

Y llegó un día  en mi vida – supongo que algo así pasaría en la tuya – en que ya todos los días fueron otra cosa… Fueron días, es verdad, pero no fueron nunca ese día. Hablo de aquel extraño día en el que dejaste el carmín de tu mirada en mis labios… Y ese día, por muchos que vinieran después, ya fue un día para toda la vida…

¡El día en el que la luna no pudo salir… No la dejamos!

¡MARAVILLOSA FOTO EN FAVOR DE LA LIBERTAD DE ALGO TAN HERMOSO Y SAGRADO COMO ES AMAMANTAR A TU HIJO!

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas

¡Ya no puedo más con tanta hipocresía “caduco-medieval”!

¿De verdad hay alguien todavía a quien le moleste que una madre dé de comer a su pequeño, y que lo haga en público? ¿O es que le molesta precisamente al que se retrata, al que verá siempre cualquier gesto de una mujer como algo  sexual, al que siempre verá a la mujer como un objeto de deseo solo?

¿Acaso no te das cuenta – pedazo de animal – que si eres capaz de ver un niño amamantado por su madre, y tú solo ves una teta, y algo sexual en ello, el único que debería estar encerrado, y lejos de los demás, eres tú? ¿Acaso hay que esconderse para amamantar a un bebé que no puede comer solo, y que necesita ese alimento, solo porque tú creas que es de mal gusto hacerlo?

¿De mal gusto? ¿No es de mal gusto decir algo así ante semejante espectáculo? ¿No es de mal gusto ir contra la vida que tanto defendéis en otros foros? ¿No es de mal gusto ir contra lo natural, contra lo humano y animal, y querer hacerlo ver de otra manera? YO entiendo que todos tenemos nuestra intimidad, y que en ella debemos de hacer cosas que solo a nosotros incumban, y que a otros puedan molestar… Entiendo que nos masturbemos en privado, que defequemos en privado,  y que delincamos en privado… Pero ¿dar de comer a un bebé que es tuyo? ¿Eso también es algo inmoral? Inmoral – y voy a mojarme – es que alguien como tú pueda decir algo así, y que los demás te lo permitamos.

Si a alguien molesta eso el que tiene que taparse es él, y no la madre… Pero no debería tapar su cara como hace esta valiente mujer en forma de denuncia en esta fotografía, sino tapar todas sus vergüenzas y sus prejuicios, tratarlos en privado con un profesional, y entender de una maldita vez que NO PUEDE SER PECADO – NI INMORAL – ALGO QUE SU DIOS APLAUDIRÍA EN CASO DE EXISTIR.

Nota: Supongo que todo conlleva su tiempo, y que, poco a poco, iremos comprendiendo que hay cosas por las que no habría que esconderse… ¡Sino todo lo contrario!

ESCULTURAS DEL SIGLO XXI: Luo Li Rong


La imagen puede contener: 1 persona, sentado

Tener el don para esculpir es tener el don para dominar el arte de la luz… Lo que para los demás es algo imposible, para los escultores es un simple juego… Eso es la luz para ellos: un simple juego sin el que nada pueden crear.

Resultado de imagen de Luo Li Rong

¿Qué es lo más difícil en el arte? ¿Plasmar un movimiento único? ¿detener un momento concreto? ¿copiar un gesto que corrobora que ese movimiento sigue ahí? La clave – para mí – está en hacer que algo inerte, no solo parezca que se ha movido, sino que parezca que sigue haciéndolo (moviéndose) cada vez que lo miras, desde donde lo mires…

Imagen relacionada

Siempre habrá grandes artistas en el mundo… Solo hace falta mostrarlos.

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie

Inspirada en las técnicas escultóricas del renacimiento y el barroco, la artista Luo Li Rong crea gráciles esculturas figurativas trabajando principalmente con el bronce.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas y exterior