SUBIR AL TRAPECIO Y NO SALTAR

image

Somos humanos. No podemos evitarlo… Ni evitarnos a nosotros mismos. Por eso siempre andamos esperando que sea otro, y no nosotros, el que realice “el más difícil todavía” en el trapecio de nuestra propia vida. Le damos a él el trapecio, lo subimos arriba, y con toda la deslealtad del mundo, le decimos: “venga, salta… Hazlo por mí si eres mi amigo”
Es por eso por lo que creo que los humanos somos los menos animales de todas las especies… A veces, si no somos capaces de subir al trapecio por nosotros mismos, sería mejor quedarse abajo y no saltar, incluso quedarte con las ganas de hacerlo, pero no dejarle esa responsabilidad a quien no debe tenerla…
También puedes subir, pensarlo bien, ver pros y contras, y quedarte sentado en tu cuerda si no lo ves con claridad. Muchas veces – la mayoría – se demuestra más valentía quedándose sin saltar que hacerlo con los ojos cerrados…

Pdta: Que cada palo aguante su vela, y que otros solo ayuden a soplarla.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .