A LAS… (EL PODER DEL VERANO)

La imagen puede contener: 1 persona, cielo, nube, océano, exterior y naturaleza

Aunque no dejaba de ser cierto que ya estaba harta de esas palabras rotas, de esos abrazos vacíos que nunca llegaban, y que estaba sin fuerzas para seguir adelante, al menos supe dibujar un cerco rojo en el mapa de mi deteriorado estado de ánimo con el que pude levantar una puerta que me mostrara que, aunque lejos, sí que había una salida de aquel caos absoluto donde me encontraba.

Ese era el poder del mar y del verano cuando se juntaban frente a mí. Allí yo era capaz de dejar ser ese pez atrapado en una pequeña y triste pecera, sin posibilidad del horizonte, y convertirme en ese pájaro de largo pelo en forma de alas dispuesto al despegue inmediato… ¡Y no volver!

A las una, a las dos, y alas…

4 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .