JAVI RUZ Y SU OJO DE MENOS

No hay texto alternativo automático disponible.


Ella era morena; Y yo también, pero yo era menos.
Ella era andaluza; Y yo, pero menos.
Ella era joven; Y yo también, pero yo era menos..
Ella era tranquila; Y yo, pero menos.
Ella era pudorosa; Y yo, pero menos.
Ella era inaccesible; Y yo también, pero yo era menos.
Ella era casada; Y yo, pero menos.
Yo quería ser su amante; Y ella, pero menos.
Un día yo quise algo más con ella; Y ella, pero ella quería menos.
Yo quería todo de ella; Ella de mí siempre quiso menos.
Un día yo eché sobre ella de más; y ella echó de menos. 
Un día ella me echó de más; Y yo, pero yo de menos.
Ella ahora es feliz, al echarme de más.
Y yo… Yo, en realidad, la echo mucho de menos.

Por eso la pinto a diario, por necesidad. Ella tiene menos.
Y por eso la pinto con un solo ojo.
La pinto precisamente con un ojo de menos,
ese con el que ella no me quiere mirar más.


	

QUERIDAS HIJAS dos puntos

Queridas hijas:  Pintad vuestro mundo – y contagiad el resto – con más música y más sonrisas… Si hacemos que el mundo se manche de esas dos cosas todo irá mejor para todos.

Recordad que la mayoría de las veces, independientemente de  la situación en la que estéis, si elegís bien la música de fondo, la sonrisa se pintará sola.

¡Las sonrisas se contagian! ¡Y son fáciles y gratis!

COSAS DE MOTRIL: AQUEL MARAVILLOSO PRETÉRITO PERFECTO DEL VERBO “VENIR”


El pretérito perfecto del motrileño era uno de los más característicos tiempos verbales, uno de los más difíciles de entender y de usar si no eras de Motril, y cada vez (por suerte… O no ¡Vete tú a saber!) más en desuso.

PRETÉRITO PERFECTO DE INDICATIVO DEL VERBO VENIR
yo he venío
tú has venío
él ha venío
nosotros vamos venío
vosotros vais venío
ellos han venío

De igual forma se hacía con el verbo ir:
yo he ío
tú has ío
él ha hío
nosotros vamos ío
vosotros vais ío
ellos han ío

– ¿Qué has hecho hoy?
– ¿hoy? Nada especial… ¡Ah, sí! ¡Qué tonto…! Vamos ío a la placilla!

¡ME ENCANTA!

petere malis quandam


En latín “tirar manzanas a alguien” es  declararle amor. En latín se diría petere malis quandam, y la expresión equivaldría a la nuestra de tirar los tejos.
Por otro lado, la manzana como símbolo erótico tiene bastante importancia en algunos episodios míticos de la Mitología Clásica, como el de Hipómenes y Atalanta, el de Aconcio y Cidipe, y el Juicio de Paris, donde aparece la famosa manzana de la Discordia



P.E.B. Jourdain Y SU PARADOJA


El matemático P.E.B. Jourdain, en 1913, propuso la siguiente paradoja: en uno de los lados de una tarjeta se podía leer:
“La oración del otro lado de esta tarjeta es VERDADERA.”
En la otra cara estaba escrito:
“La oración del otro lado de esta tarjeta es FALSA.”

La paradoja radica en lo siguiente: si el primer enunciado es verdadero, entonces el segundo tiene que ser verdadero también, y, por lo tanto, el primer enunciado es falso.
Si el primer enunciado es falso, entonces el segundo tiene que ser falto, y, por lo tanto, el primer enunciado es verdadero.
En consecuencia:
EL PRIMER ENUNCIADO ES VERDADERO SÓLO SI ES FALSO.
EL SEGUNDO ENUNCIADO ES FALSO SÓLO SI ES VERDADERO
¡Qué lío esto de las paradojas!





La paradoja radica en lo siguiente: si el primer enunciado es verdadero, entonces el segundo tiene que ser verdadero también, y, por lo tanto, el primer enunciado es falso.

En consecuencia:

EL PRIMER ENUNCIADO ES VERDADERO SÓLO SI ES FALSO.

EL SEGUNDO ENUNCIADO ES FALSO SÓLO SI ES VERDADERO

¡Qué lío esto de las paradojas!

AQUEL FLEQUILLO…

Идеальное начало рабочего года, я считаю.  Мороз, солнце, кофе. И я, наконец, наедине сама с собой😂  все так радовались каникулам, а я просто невероятно от них устала! И вот наконец порядок восстановлен😊 все  заняты своими делами.  Мой новый любимый формат 40*60 и 50*70 К метровому что-то боюсь пока подступиться:) Я одной ногой уже где-то там, на Шри-ланке) поэтому сюжеты рисуются исключительно летние)

Todo estaba en calma ese día. Era un día de fiesta, pero no había nada que hiciera ver aquel día como un día especial. ¡Era otro día más de fiesta! De pronto apareció ella, dibujando un mar de grandes olas marrones sobre su cuello, e hizo algo que nadie había hecho hasta ese momento – ni hasta este de ahora que escribo esto. Fue ella quien, por primera vez en mi juventud, hizo que pensara que aquella época festiva no dudaría para siempre. Es más, fue ella quien me hizo ver que empezaba a terminar, y que pensara en el resto de mi vida…

Y entonces, entre su pelo, apareció un miedo extraño, frío, helado… Era un miedo distinto a todos… ¡Era un miedo de verdad! Y ese miedo extraño me abrió la puerta del mundo de los adultos. ¡Dios, yo no quería ser adulto aún! Pero ella no me dejó no serlo. Ella, como si nada – o como si todo – meció su pelo con soltura, sin aspavientos, sabedora de que su cabello era el telón que todos esperábamos ver caer para que empezara el mejor espectáculo del mundo. Y así hizo, girando una vez su cuello, y dejando que el aire de la noche primaveral hiciera el resto… Y entonces, al mirar ese pelo, ese cuello, y esa cara, tuve ese terrible miedo que aún hoy no he conseguido quitarme. Me refiero a ese miedo a no poder despertar junto a ella todos los días de mi vida…

 Y yo… Yo tenía tantas cosas que escribir a aquel pelo que no pude hacerlo porque, aunque tenía pluma, y tiempo aún, no disponía de tinta suficiente para tanto sentimiento… Y aquí sigo, escribiendo, soñando, y dando gracias por tener la suerte de seguir teniendo aquel miedo de aquel día… ¡Y que me dure mucho! Que me dure toda la vida.

ESTO ES UN TOQUE DE ATENCIÓN, NO UN CASTIGO

Resultado de imagen de elecciones andaluzas

Esto es un toque de atención. No un castigo. Bueno, es otro toque de atención, porque ya iban muchos… Un castigo habría sido que el casi cincuenta por ciento de la población que se ha quedado en casa hubiera ido a votar a VOX para castigar a los demás que tanto tiempo llevan deambulando.

Por suerte no ha sido así. Así que PSOE, PP, CIUDADANOS, PODEMOS… ¡Es hora de trabajar por la gente, y no tanto por las siglas! y así haréis que no nos castiguen a todos de verdad.