COMO SI NADA

Ella iba por la calle, con su elegante sombrero, como si nada.
Ella se tomaba su vinito, junto a su perro, como si nada.
Ella estaba siempre en compañía de amigos que la querían, como si nada.
La gente la quería sin más. Así, como si nada.
Ella siempre tenía un saludo amable, y un cariño, como si nada.
Ella vivía y dejaba vivir, así, como si nada.
Ella cantaba a la vida, como si nada.
Ella era una persona de verdad, como si nada.

Y mientras ella iba por la vida, como si nada; otros cinco eran felices… ¡Como si todo!
Y lo eran, en parte, gracias a ella que, sin hacer nada, hacía todo.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .