Juego de Espaldas

Tres de estos cuadros de espaldas no son de Sorolla. Adivina. Es fácil.

Su espalda, una batalla

Mi deseo era convertirme en el mismo Alejandro Magno aquella noche, y que tu desidia se disfrazara del mismísimo Darío … Más

Aquellos omóplatos

Ella nunca lo supo pero, cada vez que me daba su espalda, en realidad me estaba dando el universo entero… … Más