AQUELLA MUSA

image

Era ella ese libro que podía siempre imaginarse, pero nunca escribirse.
Era ella esa canción que solo podía tararearse en sueños, pero que desaparecía al despertar, haciéndose silencio.
Era ella ese cuadro que solo podía mirarse en un museo, pero que no podía pintarse en el lienzo de tu cama.

Y, de haber podido hacerlo, de haber podido escribirse, componerse, o pintarse, habría sido sido solo posible con la tinta mezclada entre su sudor y mi deseo.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .