DOS MOTIVOS DISTINTOS EN UNA MISMA FRASE

En aquellos años de instituto el motivo para mi alegría y para mi tristeza siempre fue el mismo.. En realidad no era el mismo motivo – ¡Ni mucho menos! – pero, curiosamente, esos mismos motivos parecían vivir en una misma frase con dos significados muy diferentes, dependiendo de cómo la leyeras.

Te lo explico mejor con la frase:

¿Sabes qué pasaba? Pasaba que tú pasabas”.

Era maravilloso que pasaras en mi día a día, que estuvieras siempre merodeando por allí. Era terrible que pasaras de mí, que no existiera para ti.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.