LA ÉLITE

La imagen puede contener: una o varias personas, personas practicando deporte, personas de pie y exterior

Rendirse es un premio ante el que muchos no pueden resistirse… Rendirse es para ellos, en el fondo, la única manera de empezar a descansar, y por ende de empezar a vivir.

Para otros, en cambio, rendirse es un premio de consolación al que nunca optarán, porque no son nada conformistas… Ellos solo se conforman haciendo realidad su sueño. Y lo hacen día día, paso a paso, partido a partido, temporada a temporada…

¡Felicidades Dani por un trabajo muy largo, muy duro, y muy bonito! Felicidades a ti, y, sobre todo, felicidades a tu mujer y a tus hijos, que son para ti lo más duro de tu bonito trabajo, de tu precioso sueño…

Pdta: Siempre pensaste que te decía de cachondeo aquello de que estabas ya en la élite. Nunca fue así. Estás en la élite de lo tuyo, y nos has metido a todos un poquito en ella. ¡Gracias!

¡qué pena!

La imagen puede contener: 1 persona

Qué pena me da el pensar que, con la de manos que habrán tocado tu cuerpo a lo largo de toda tu vida, al final te quedes sin el contacto de las únicas que no solo te tocarían, sino que te esculpirían de la manera más artística y sublime…

Y ¿sabes? Esas manos no lo harían al antojo de su dueño, sino al antojo del tuyo.

LA CLASE MAGISTRAL

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y exterior

¿tú no tenías esa extraña, y mágica sensación de que sin nosotros el mundo se estaba perdiendo una gran lección de baile? Sin nosotros juntos, en el mismo salón, no habría clase magistral posible.

DEFECTOS PERFECTOS

-Es un poco… – decían algunos.

-Tiene un no sé qué que no sé yo – decían otros.

-Le falta un poco de…

-No tiene mucho…

-Si fuera un poco más…

-¿Te la imaginas si en lugar de…?

Y ¿sabes? Eran precisamente todas esas imperfecciones que veían en ella los demás las que la hacían perfecta para mí.

TALLER DE CORAZONES

La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Un enorme placer ayudar a alguien que quiere hacer algo tan bonito, y compartirlo con los demás. ¡Gracias, artista!

La imagen puede contener: texto

EL CHISTE DEL NÚMERO TRES

Resultado de imagen de NÚMERO 3

Juan soñó toda la noche con el número tres. Todo era el número tres. Solo había número tres en su sueño. Fue un sueño extraño, pero no le dio mayor importancia.

Al salir de casa el ascensor se estropeó en la planta número tres. Eran tres los que iban juntos en el ascensor. Al salir miró el número que había frente a su portal, y era el número tres. Pasó un autobús, y era el número tres… ¡Todo era el número tres! Y eso era, sin duda alguna, una señal.

Se fue al hipódromo, apostó tres mil euros al caballo número tres, y en la carrera número tres… ¡Nada podía fallar!

Y así fue: Gordini, el caballo italiano, fue el que ganó. Segundo fue Blackhorse… Julesvín, el caballo al que apostó, quedó en la posición número tres.