Cosas del rebalaje

Aunque es verdad que ella no me quería como yo quería que me quisiera, yo siempre supe que, a su manera, ella también me quería. También existía la posibilidad de que tan solo ella me quisiera como podía quererme, o de la única manera que sabía querer. Podía ser que ella hasta me quisiera sin quererlo, y por eso parecía que no me quisiera como yo quería que me quisiera…

¿Y qué más daba eso? Yo siempre supe que ella me quería… A su manera… Igual que yo la quise a la mía. Y tampoco ella lo supo nunca… Aunque siempre lo sospechara.